martes, 4 de agosto de 2009

a lAs y lOs periodistAs, ante los dichos de Aguer





La Red de Periodistas de Argentina por una comunicación no sexista (PAR), ante la repercusión mediática producida por las críticas del presidente de la Comisión de Educación Católica del Episcopado argentino, Héctor Aguer, al "Material de formación de formadores en educación sexual y prevención del VIH/Sida" compilado por los ministerios de Educación y de Salud, desea recordar a los y las colegas de los distintos medios algunas particularidades que hacen a la visión integral del escenario en el que se producen estas declaraciones.

1) Que el citado Material es un manual de 302 páginas, compilado en 2007, bajo los lineamientos de organismos internacionales como la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Programa de lucha contra el Sida de la Organización de Naciones Unidas (ONUSida), que también financió su publicación.

2) Que el citado Material se confecciona en cumplimiento de la Ley 26.150, más conocida como “Programa Nacional de Educación Sexual Integral”, redactado por una comisión de expertas/os tras numerosas consultas a distintos actores sociales, incluida la iglesia católica y otros credos, que participaron activamente del dictamen utilizado por pedagogas del Ministerio para armar los lineamientos curriculares.

3) Que el derecho a la Salud Sexual y Reproductiva –que incluye a la Educación como herramienta fundamental- está asegurado en la Constitución Nacional desde la incorporación de la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño, Niña y Adolescentes y por leyes nacionales.

4) Que la Ley 26.150 entiende como educación sexual integral la que articula aspectos biológicos, psicológicos, sociales, afectivos y éticos. Apunta, entre otros objetivos, a incorporar la educación sexual integral dentro de las propuestas educativas, asegurando la transmisión de conocimientos pertinentes, precisos, confiables y actualizados; promoviendo actitudes responsables ante la sexualidad; previniendo los problemas relacionados a la salud sexual y reproductiva y procurando la igualdad de trato y oportunidades para varones y mujeres.

5) Que cualquier cotejo –aun el más superficial- alejan los postulados enumerados en el punto anterior de una supuesta "inspiración neomarxista"

, y menos aun de una interpretación de la sexualidad "según la dialéctica del poder", tal como Aguer califica el Manual. Por el contrario, la educación de los/las ciudadanos/as, así como la igualdad de trato y de oportunidades, son deconstructores de los sistemas totalitarios.

6) Que en cambio extender a toda la comunidad convicciones confesionales, pretendiendo hacerlas obligatorias para el conjunto, no sólo es autoritario y retrógrado, sino ajeno al Estado de Derecho y al concepto republicano.

7) Que el sacerdote Aguer y la cúpula eclesiástica pretenden imponer en Argentina su propio manual de educación sexual, en el que la familia ideal es patriarcal, cristiana y destinada a la procreación, los jóvenes deben practicar el pudor, la virginidad y la castidad, y la femineidad se manifiesta sólo mediante la maternidad. Este manual también condena a las uniones de hecho y a las de homosexuales y lesbianas, a quienes “amenaza” explícitamente con el sida. En relación a los métodos anticonceptivos, se presentan sus peligros en lugar de sus beneficios.

8) Que este tipo de pedagogía confesional, dogmática y excluyente, instrumentada como política de Estado, sí se implementa "según la dialéctica del poder", y es propia de regímenes fundamentalistas que todavía hoy ahorcan a homosexuales y asesinan a pedradas a mujeres supuestamente adúlteras.

9) Que no se trata sólo de expresiones aisladas de un clérigo, sino de una política definida en todo el país por la cúpula de la iglesia católica: en la CABA entorpecieron la aprobación del proyecto de Educación Sexual durante tres años (2004/2007), logrando por fin que las escuelas religiosas elaboren sus propios proyectos; en la provincia de Buenos Aires presionaron al ex gobernador Felipe Solá y lograron el veto al proyecto de educación sexual obligatoria en todos los niveles (2004); lograron retrasar la implementación de la Ley nacional en Mendoza, Córdoba y Chaco hasta el día de hoy; el obispo Carmelo Giaquinta llamó a la desobediencia civil contra dicha ley en Corrientes, y en Entre Ríos forzaron la incorporación de una serie de reformas, entre ellas la eliminación de las menciones de género y de toda alusión al problema de los embarazos no deseados.

10) Que los dichos de Aguer calificando la educación sexual como "la reivindicación del derecho de fornicar lo más temprano posible, y sin olvidar el condón" serían solamente la formulación irresponsable de un argumento ramplón si no fuera porque según las ultimas investigaciones, el trece por ciento de las adolescentes se embarazan sin desearlo, y al menos un tercio del total de las muertes maternas en Argentina son atribuibles a abortos inseguros, según cifras de la OPS.

11) Que igual interpretación cabría a su crítica a que se fomente "el uso exclusivo del preservativo como único medio de protección eficaz en la relación sexual frente al vih", si no fuera porque en Argentina han sido notificados 3.700 casos de menores de 14 años que viven con vih, y se estima que otros 1.500 niños de ese mismo grupo de edad no saben que tienen el virus, según datos de Fundamind.

12) Que siendo los derechos sexuales y reproductivos reconocidos a nivel internacional como derechos humanos, impedir que se difunda información y se eduque para el ejercicio de una sexualidad responsable, saludable y libre de culpas religiosas, es una violación de los derechos humanos.

13) Que en realidad, los argumentos de Aguer cuestionan ese monumental legado del movimiento de mujeres a la Humanidad que es la Perspectiva de Género, que permite visualizar a mujeres y hombres en su dimensión biológica, psicológica, histórica, social y cultural, y encontrar líneas de acción para la solución de desigualdades. Calificar de “ideología” esta herramienta social invalorable para la igualdad de los y las humanas, es un deliberado intento de confundir sexo con género para preservar la sociedad patriarcal, cuya cultura de menosprecio, discriminación e intolerancia, ya ha provocado cerca de un centenar de asesinatos de mujeres víctimas de la violencia machista en Argentina sólo en lo que va de 2009.

Tal cual puede comprobarse, como periodistas nos remitimos a hechos y fuentes incontrastables. Entendemos que los dichos de Aguer no pueden ser ligeramente calificados como “polémica” o un simple “planteo”, sino como parte de una ofensiva corporativa que tiende a reemplazar el conocimiento por el dogma, las conductas confesionales por el método, la sabiduría por la superstición, la ciencia por el credo. Una ofensiva que hace ya más de 600 años bañó de sangre el “mundo occidental y cristiano”, principalmente sangre de mujeres, y por la cual el mismo Vaticano tuvo que pedir perdón.


El cuerpo de las mujeres y la sexualidad siempre han sido motivo de horrendos crímenes. Creemos que descontextualizar, minimizar o utilizar políticamente los dichos de quienes persisten en el tabú y la intolerancia, contribuye a prolongar estos asesinatos, sea en una oscura habitación donde se realizan abortos clandestinos, sea a manos de quienes matan a una mujer por el sólo hecho de serlo.

Por eso este aporte, por eso nuestra lucha, por eso existe la Red PAR.

2 comentarios:

marcelo dijo...

La verdad: ¡Qué falta de sustancia en el comunicado!....Muy pobre

Noticias dijo...

Hola que tal, soy luis angel , Te interesa poner anuncios de texto en tus blog.
Puedes ganar hasta 50 euros por cada blog o web.

Le rogamos nos remita los blogs , para poder revisarlos y cualcular el nº de entradas aceptadas.
Saludos cordiales.


Luis angel
tel : 963237791 // 644231384 España +34

Puedes contactar por mesenger si quieres:

luisangelbaguenarodriguez@hotmail.com

Brindar la rosa
en el tiempo y el espacio mágico del aire radial.
Radializarla. Irradiarla.
Regarla con la poesía, la música, los dolores
y la esperanza que guarda la tierra.
Rehacer la rosa pétalo a pétalo,
Me quiere mucho,
muchito y todo.
Blindarla en el combate. Brindarla en el amor.
Risarla con alegre rebeldía.
La rosa brindada. Espacio de los intentos.


La rosa brindada

para enlazar