jueves, 29 de enero de 2009

cronopia viajera

Aqui comienza el campo inexplorado
redondo a causa de los ojos que lo miran
y profundo a causa de mi propio corazón

(de Altazor o el viaje en paracaídas, Vicente Huidobro)
























































descubriendo miradas y colores,
texturas, sonidos y sabores...
camino, contemplo, pregunto, me asombro,
me canso, me duermo y sueño sin fronteras!!!

Brindar la rosa
en el tiempo y el espacio mágico del aire radial.
Radializarla. Irradiarla.
Regarla con la poesía, la música, los dolores
y la esperanza que guarda la tierra.
Rehacer la rosa pétalo a pétalo,
Me quiere mucho,
muchito y todo.
Blindarla en el combate. Brindarla en el amor.
Risarla con alegre rebeldía.
La rosa brindada. Espacio de los intentos.


La rosa brindada

para enlazar