miradas

Loading...

viernes, 23 de mayo de 2008

¡yO sOy LESbianA porque me GUSTA y me da la GANA!

A principios de mayo se realizó en Rosario, Argentina, el Primer Encuentro Nacional de Lesbianas y Bisexuales. Para muchas la vida, su pensamiento, ya no será lo mismo. Gabriela De Cicco (públicado en enLACes de AWID - Asociación para los Derechos de la Mujer y el Desarrollo... difundido por RIMA - Red Informativa de Mujeres de Argentina)




El fin de semana del 3 y 4 de mayo, la ciudad de Rosario, que bordea el río Paraná en la República Argentina, fue testigo y partícipe del Primer Encuentro Nacional de Mujeres Lesbianas y Bisexuales. El mismo fue organizado por Espartiles (Espacio de Articulación Lésbica) en un proceso que tomó más de tres años de debates, charlas, encuentros presenciales, acuerdos, y personas que se retiraron para seguir de manera independiente su activismo.

Fueron alrededor de 350 las inscriptas que llegaron de todo el país y también de países vecinos como Uruguay, Chile, Brasil. Los talleres se centralizaron en una Facultad de la ciudad, y durante dos días un hervidero lésbico hizo resonar sus voces pidiendo sus derechos, riéndose ante miradas cómplices y dando espacio a que las participantes pudieran exhibir en stands lo que ellas realizan (varios microemprendimientos).

El llamado no fue solo para activistas, sino como remarcó María Eugenia Sarrías, una de las integrantes de Espartiles, "para cualquier mujer que busque un lugar para hablar de su deseo disidente, silenciado, de su elección de amar a otras mujeres".

Dos jornadas intensas cuya bisagra fue la marcha del sábado por la tarde por calles de la ciudad hasta llegar al emblemático Monumento a la Bandera.

No faltó el escrache a la Catedral y las participantes no dejaron de "intervenir" las ya clásicas sesiones fotográficas en ese espacio como en los parques adyacentes, de las quinceañeras o de recién casados.

Las intervenciones fueron con cantos, eslóganes. Natalia Bolcatto es una de las históricas activistas rosarinas, y que también ha podido participar en algunos encuentros feministas latinoamericanos y participó en un comienzo en Espartiles. Le preguntamos sobre sus expectativas al participar en este encuentro: "Mi primera expectativa con respecto al ENMLB, fue que se realizara. El proceso para que esto se llevara a cabo demandó muchos años y mucho desgaste de las militantes del Mov. Nac. de Lesbianas . Así que considero que la mayor importancia de este encuentro es que se haya concretado. En cuanto a expectativas personales mi interés estaba centrado en difundir el proyecto en el cual estoy trabajando y que se estaba
materializando en esos días que es la Biblioteca y Archivo Lésbico Ilse Fuskova.


Natalia es una de esas personas convencidas de que el movimiento se demuestra andando, pero siempre respetando el tiempo de las otras personas: "Otra de las expectativas era que este encuentro generara una «movilización» en las lesbianas rosarinas. Esto creo que no se cumplió ya que me pareció que las «locales» no eran la mayoría de las presentes o de las participantes más activas, quizás esto se deba a que el "closet" impide una participación más directa, (esto es una simple especulación mía, el tiempo es el que dirá qué cosas realmente generó el ENMLB en la ciudad).

Natalia se sintió impresionada por la cantidad de participantes "Creo que para ser un encuentro exclusivo y en un lugar público, que haya habido más de 300 mujeres me parece una cantidad importante que demuestra que existe una necesidad de participación de las lesbianas militantes y de las que no lo son." Mucho se hablaba de un encuentro despolitizado, en los pasillos, entre algunas compañeras se ha hablado de ello, Natalia opina: "Con respecto al contenido político del encuentro, tuve la sensación que se estaban desarrollando dos encuentros simultáneos, uno "adentro" del edificio de la Universidad y el otro "afuera". De todas maneras amén de las diferencias creo que las dos propuestas hicieron al "todo" del encuentro, con esto quiero decir que no interpreto el adentro y el afuera como una fractura del movimiento, sino como posturas políticas que se diferenciaron por sus propuestas y por la intencionalidad de las militantes de que esta diferencia sea visible."

Natalia mencionó antes "movimiento de lesbianas", no pudimos dejar de preguntarle si cree que existe algo así en nuestro país. Para respondernos se apoya en una cita de una autora y activista lesbiana:"«La identidad colectiva es un proceso que se inicia a partir de semejanzas de condiciones entre los individuos que integran el grupo; ésta homogeneidad de condiciones facilita la identificación de los miembros, la sustenta, pero requiere de la existencia de un proyecto común, con logros, fracasos asumidos, con demandas y efectos logrados y el "hacer" proyectado en la acción social». Norma Mogrovejo. Si a esta definición de grupo con una "identidad colectiva" lo aplicamos a grupos e individuos/as con proyectos en común, logros, fracasos y un "hacer" proyectado a la acción social, creo que este ENMLB fue la muestra de que existe un movimiento nacional de lesbianas, con una "identidad colectiva" y un accionar social concreto, que se viene gestando desde mediados de los años 80'. Creo que el movimiento nacional de lesbianas existe como un agente de cambio social y está creciendo."

También mencionó una biblioteca lésbica que intenta llevar adelante: "En este momento estoy abocada a un proyecto que nació como una "idea" en el año 2002 y fue la creación de una biblioteca lésbica. El proyecto se materializó este año con el alquiler de un local propio, y con el propósito de crecer, no sólo como biblioteca lésbico-feminista sino como archivo, el cuál ya cuenta con materiales como revistas, folletos, materiales de grupos lésbicos, etc. Aspiro a que este espacio no sólo sea utilizado por las lesbianas, sino enriquecido por ellas, y que sea además
un lugar generador de política y encuentro lésbico. La Biblioteca y Archivo Lésbico "Ilse Fuskova" se encuentra en la ciudad de Rosario y el e-mail de contacto es: bibliotecalesbica@yahoo.com.ar."

Las fugitivas del desierto

Voces disidentes, acciones incómodas, alternativas creativas y sacudidoras es lo que traen desde la patagonia argentina Las fugtivas del desierto.

AWID: ¿ Cómo participaron las Fugitivas del desierto del Primer encuentro de lesbianas, y que observaciones pueden hacer del mismo?

Valeria Flores: Participamos de manera crítica, esto se tradujo en permanecer en la vereda de la sede donde se realizaba el encuentro y, desde allí, repartir nuestros materiales; sobre todo, la gigantografía, afiches y volantes que hicimos especialmente para este encuentro: AXN lésbica 1.0, consistente en un despliegue de imágenes de distintos "tipos" de ser lesbiana, todas ellas compartiendo lo que denominamos el "kit autoinstalable para boicotear el régimen político de la heterosexualidad", representado por una caja de herramientas con el logo pertinente (conteniendo, entre otras cosas, libros, labrys, banderas, etc). Una producción que intenta combinar preocupaciones estéticas y políticas.

Hablamos de participación "crítica" porque no compartimos la estructura del encuentro ya que no propiciaba la politización del debate (más bien, la fragmentaba). Los talleres fueron fundamentales para el intercambio de experiencias y vivencias, pero faltó una articulación con el activismo que llevan adelante los diferentes grupos.

Por otro lado, en la vereda junto aotras agrupaciones de lesbianas, siguió tomando fuerza -aunque todavía de manera informe- el "Potencia tortillera", una consigna que por el momento se encarna en acciones callejeras que promueven la visibilidad lésbica, desde una perspectiva de feminismo "queer", compartidas entre las chicas de la revista Baruyera (Bs As), Malas como las arañas (La Plata), Fugitivas (Neuquén, Patagonia) y algunas independientes.

AWID: ¿Ustedes pueden observar algo que se pueda llamar movimiento lésbico en nuestro país?

Valeria Flores: Hay grupos de activismo, escasos comparados con otros paises, que llevan adelante acciones desde distintas perspectivas políticas, pero que aún no logran confluir en una agenda propia del lesbianismo, que se articule con una política sexual más radical (Potencia tortillera pretende incitar a plantearse estas cuestiones).

Hay sí, por ejemplo, una hegemonía de un modelo de activismo (más ligado a lo estatal) impuesta desde la denominada Federación de gays, lesbianas y travestis de Argentina, con enormes recursos económicos, que persigue la conquista de derechos en el campo jurídico desde una perspectiva que a nuestro entender es liberal.

AWID: ¿Cuáles son los objetivos de Fugitivas del desierto? ¿qué realizan?

Valeria Flores: Nuestro objetivo fundamental es ampliar los horizontes de nuestra libertad, atrevernos a "ser otras", "inventarnos modos de ser" al tiempo que denunciamos, usando el arte de la visibilidad lésbica, el carácter construido de ciertas normas que se presentan como naturales, haciendo especial eje en la heteronorma. Para ello, creamos dispositivos de intervención política a través del arte; en ese marco, nada nos es ajeno para expresar -con lenguajes que se combinan en su posibilidad de caos- nuestra mirada corrosiva del mundo. Nuestras acciones políticas son el producto de articular teoría, política y arte, que primero hacemos pasar por nuestras propias vidas y cuerpos; siempre esas acciones son situadas, es decir, pensadas y configuradas para un determinado espacio socio político y urbano.

En nuestro blog: http://lesbianasfugitivas.blogspot.com tratamos de registrar las acciones y reflexiones que vamos realizando.

Más información en: - Sitio web: www.encuentrolb.com.ar.-

Fotos en: http://www.flickr.com/photos/26212705@N06-

Video en: http://www.youtube.com/watch?v=aXMOVpanP-I

Brindar la rosa
en el tiempo y el espacio mágico del aire radial.
Radializarla. Irradiarla.
Regarla con la poesía, la música, los dolores
y la esperanza que guarda la tierra.
Rehacer la rosa pétalo a pétalo,
Me quiere mucho,
muchito y todo.
Blindarla en el combate. Brindarla en el amor.
Risarla con alegre rebeldía.
La rosa brindada. Espacio de los intentos.


La rosa brindada

para enlazar