viernes, 14 de noviembre de 2008

PATRIARCADO AL PAREDON

o.... si esta es la izquierda, la derecha, ¿dónde está?

“El Derecho al Aborto es parte de los derechos humanos y su penalización constituye un acto de violencia y discriminación contra las mujeres. Para que se consolide una vida social democrática es preciso que mujeres de todas las clases, razas yetnias, de todas las edades, de todas las culturas, con distintas religiones y diversas orientaciones sexuales, puedan controlar sus cuerpos y tomardecisiones que deben ser respaldadas por un Estado laico." Frag. carta de Guanabara, Río de Janeiro ( 2001)

La noticia: mi cuerpo no es tu templo

El presidente uruguayo Tabaré Vázquez resolvió vetar la ley que despenalizó el aborto en su país, dándole asi la espalda a la ciudadanía y al Parlamento. A dos días de la histórica sanción de la ley integral de salud sexual y reproductiva, el mandatario vetó el artículo que consagra el derecho de la mujer a interrumpir voluntariamente un embarazo hasta las 12 semanas de gestación. Bajo el lema “Defendamos la libertad, defendamos la democracia”, organizaciones de mujeres y movimientos sociales convocaron a una concentración a la Plaza Libertad de Montevideo, para expresar su repudio.


Saquen sus rosarios de nuestros ovarios

Tabaré Vazquez, el presidente uruguayo otrora progre, veta lo que las mayorías votan. No creen que ha llegado el momento de botarlo a él y a toda la misoginia dictocrática que representa?
Habas se cuecen en el continente, -me escribe María, una amiga que vive en el Ecuador- y lo que ayeres parecían revoluciones, hoy solo migajitas de penas son…

Diana Cordero tiene razón cuando dice “ que no por anunciado resulta menos indignante, más preocupado por atender a las sagradas escrituras y la jerarquía eclesiástica, el “médico socialista” desoye el clamor del 60% de la sociedad de su país que apoya la despenalización del aborto.
Haciendo suya la postura del Vaticano, prefirió atender sus demandas fascistas a responder desde su perspectiva "socialista y humanista" a la grave situación que atraviesa el derecho a la salud sexual y reproductiva de miles de mujeres uruguayas.
El aborto ilegal no tiene la misma significación para todas las mujeres, varía contundentemente de acuerdo a nuestra situación socioeconómica, a la clase social, al acceso a la información: abortar puede significar seguir vivas para unas y morir o quedar con graves secuelas para otras. El veto de Tabaré nos condena a todas las mujeres, pero en especial condena a las más pobres. La hipocresía de sostener la ilegalidad del aborto, se basa en la histórica negación de las condiciones materiales en que viven los seres humanos e implica no reconocer la realidad de América latina,estructuralmente injusta, exponencialmente azotada por décadas de neoliberalismo que la ha sumido en la pobreza y la desigualdad”.

“Por más constitucional que sea el veto presidencial, -escribe Martha Rosemberg, miembra de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Libre y Seguro-, es una institución de resabios monárquicos que excluye decisiones de su tratamiento democrático, y otorga todo el poder a una persona que lo usa discrecionalmente contra la voluntad popular y "ejecuta" la propia, cargándose los derechos de ejercer la voluntad individual de las/los que lo eligieron. Su voluntad política personal y singular, su poder, cae a plomo sobre la vida y la felicidad de sus gobernad@s”, y muy especialmente de sus gobernadas, subrayo, pensando en esos ciertos hombres -y mujeres, como la Ministra de Salud uruguaya y tantas (demasiadas) otras- y sintiendo que pertenecen a una casta misógina, corruptible, predecible, ¿accesibles para el mal, disponibles para el daño?

El veto presidencial es un ataque a los derechos de las mujeres y también un golpe a la democracia, justamente en un país donde se ha ejercido el plebiscito como una forma de participación directa sobre muchos temas…
La subordinación de algunos gobiernos llamados progresistas a los fundamentalismos religiosos o políticos, vuelve a reafirmar que nuestra esperanza de conquistar derechos solo puede basarse en la movilización popular!

Ufff! entre Daniel Ortega y Tabaré Vazquez no hacemos uno, o mas pior: ellos juntos son un montón de machos dogmáticos y patriarcales.
Así andamos con los hombres presidentes o lacayos, revolucionarios o cipayos, como el tango yira yira “todo es igual nada es mejor”

PATRIARCADO AL PAREDON !!!!

Brindar la rosa
en el tiempo y el espacio mágico del aire radial.
Radializarla. Irradiarla.
Regarla con la poesía, la música, los dolores
y la esperanza que guarda la tierra.
Rehacer la rosa pétalo a pétalo,
Me quiere mucho,
muchito y todo.
Blindarla en el combate. Brindarla en el amor.
Risarla con alegre rebeldía.
La rosa brindada. Espacio de los intentos.


La rosa brindada

para enlazar