jueves, 6 de noviembre de 2008

contAmos lAs historiAs


(alacena: María Izquierdo)
Entre los árboles
Una hamaca desliza el aire. Un hombre lee .Una mujer inventa selvas .
Los monos festejan la vida de las frutas.
Una pareja funda un mundo en la piel del otro.
Un terrateniente calcula cuanto va a ganar con el desmonte.

Entre las nubes
Alguien se esconde del mundo. El cielo ensaya almohadas blancas. Los bebés sueñan con la suavidad de su fuente de vida. Las madres cuelgan manteles.
Los amantes derrochan sabanas insurrectas.
Los niños se asoman a la ventana de una pintura o un cielo.
Los que no duermen pasean sus ovejas. Los cocineros hacen copos de nieve sobre la tarta de limón para imitarlas.
Ellos arrojan los desechos.

Entre las aguas
Las sirenas estrenan sus cantos. Todos recordamos nuestra primera casa.
Un hombre bucea su soledad. Una mujer envía la botella con el mensaje.
Los náufragos buscan la esperanza entre los restos húmedos.
La bandera roja de los corales cae herida.
Ellos ahogan la belleza

En la tierra
Los granos de oro del maíz buscan bocas.
Ellos siembran el hambre.
Nosotros y nosotras, con hojas de árbol en la voz, con gotas de cielo en la voz, con agua en la voz, contamos las historias.
Ellos cuentan la plata.

Cristina Villanueva

Brindar la rosa
en el tiempo y el espacio mágico del aire radial.
Radializarla. Irradiarla.
Regarla con la poesía, la música, los dolores
y la esperanza que guarda la tierra.
Rehacer la rosa pétalo a pétalo,
Me quiere mucho,
muchito y todo.
Blindarla en el combate. Brindarla en el amor.
Risarla con alegre rebeldía.
La rosa brindada. Espacio de los intentos.


La rosa brindada

para enlazar