lunes, 16 de noviembre de 2009

Viviana Pozzebón en la Juana Pimienta



Mantra latino, actual y múltiple. Pleno de montañas, recuerdos de barrio, penas de amor, caricias, acequias, besos, mañanas, flores, agua del río y agua del mar.

Pienso en Tamboorbeat como una célula rítmica, un lugar común de groove, baile, comunión y celebración; la misma esencia que impulsa a un acto tribal primitivo, desde los inicios de la humanidad hasta la actualidad, desde los sonidos más acústicos, rústicos, hechos con voces y palmas, hasta los generados con soportes tecnológicos.

Tamboorbeat es un ritual extático para adorar al dios que baila en nosotros.

asi escribe de si misma y su proyecto/disco la cantante y percusionista cordobesa Vivi Pozzebón, a quien tuve la oportunidad de recibir en la 'Juana Pimienta' y desde allí charlar y compartir sus músicas.
Siempre apostó a los proyectos grupales: Los Surgentes, La Zona Roja, De Boca en Boca... Ahora le llegó el momento de largarse como solista, auqne siempre acmpañada de buenos músicos y una propuesta integral y multimediática para sus recitales.
Quienes tengan ganas de escuchar este programa, lo pueden bajar de estas derecciones, (se trata de una pimera media y una segunda media hora):

Vivi, quien también toca el cuatro, -instrumento de cuerda de origen venezolano-, nos regaló un par de canciones en vivo...


'Baguala, conga, cumbia, son, reggae, huayno son algunos de los ritmos que transita la cordobesa, para imprimirles una marca potente y novedosa, con un abanico tímbrico rico en matices y colores. En Tamboorbeat la voz y la percusión –bongós, congas, güiros, cencerros, timbaletas– están en primer plano, pero dialogan con contrabajo, violoncello y bajo, clarinete, trombones y trompeta, y también con programaciones, samplers, scratchs, que aportan su sonido diferencial como un instrumento más. Así pueden sonar un huayno del jujeño Bicho Díaz, una cumbia colombiana, un reggae cordobés, un rezo negro y mántrico, o una sorprendente versión de “Mañana en el Abasto” vestida de baguala, que ya tiene su videoclip'. (Karina Micheletto en Página/12)


- El disco es ante todo una mixtura de ritmos, de coplas de América latina, de raíz afro con elementos electrónicos. Es un disco muy alegre, lleno de vida y energía. Y en el show se ve y la gente lo vive así, con la sensación de querer bailar y escuchar la cantidad y variedad de sonidos, pero no desde una alegría superficial, sino por la concepción misma de baile de los pueblos que la originaron. La energía tribal siempre está presente.(Vivi Pozzebón)

Brindar la rosa
en el tiempo y el espacio mágico del aire radial.
Radializarla. Irradiarla.
Regarla con la poesía, la música, los dolores
y la esperanza que guarda la tierra.
Rehacer la rosa pétalo a pétalo,
Me quiere mucho,
muchito y todo.
Blindarla en el combate. Brindarla en el amor.
Risarla con alegre rebeldía.
La rosa brindada. Espacio de los intentos.


La rosa brindada

para enlazar