domingo, 18 de octubre de 2009

el potencial transformador y revolucionario de los ENM


Dice la jóven poeta feminista Dahiana Belfiori, –cumpita inconveniente-, en su poema 'y yo ahí'


se me cuelan olorescolores

en las naricesojos

las otras pieles invaden mi piel húmeda

las otras me hacen y deshacen

me dejo deshacer los rezos, los rosarios, los insultos

me dejo hacer los besos, los cuerpos, las palabras.


marcho, camino, corro, grito.

marcho, camino, corro, grito.


no pueden decirme hasta dónde llega la marea.

no veo el principio, no veo el fin.

su movimiento es infinito.

y yo ahí…


y digo yo que también anduve por ahí:


El XXIV Encuentro Nacional de Mujeres, volvió a expresar la vitalidad de estas reuniones, y la del movimiento de mujeres que lo promueve. De la iniciativa feminista como parte de los mismos. La masividad, la autogestión, la alegría, la energía que circuló en toda la iniciativa, habla de la existencia de un espacio fértil de diálogo, de intercambios, de expresión de rebeldías.
Es notable, en este contexto, la presencia multitudinaria de jóvenes, y la posibilidad de diálogo generacional que en este espacio se produce.

Las iglesias Católica y Evangélica, asumieron una vez más una actitud de boicot, y de agresión hacia el conjunto de las mujeres, que fuimos "demonizadas" por la prédica fundamentalista, con eco en los medios de comunicación local y en algunos casos nacional. Este rol lo ejercieron a través de procesos asumidos públicamente de "adoctrinamiento" previo de cientos de mujeres y hombres, fundamentalmente de Tucumán, pero también acarreados desde diferentes provincias, que tenían como "misión" impedir el debate de temas centrales de los derechos de las mujeres, o referidos a las libres opciones sexuales, o a la posibilidad de decidir sobre nuestros cuerpos.


Se produjeron incidentes, como consecuencia de la decisión de los fundamentalistas, de librar una "guerra de posiciones", tomando por asalto, o copando los espacios físicos en los que iban a funcionar talleres como los de aborto, derechos sexuales y reproductivos, identidad, géneros. Se salió a estigmatizar toda forma de sexualidad o de organización familiar que cuestionara la heteronormatividad, y se satanizó al lesbianismo, al travestismo, y a otras opciones de la disidencia sexual, con criterios altamente discriminatorios y estigmatizantes, de los que se hicieron eco muchos medios de comunicación provincial como La Gaceta, y otros.

Esta reacción de la jerarquía de la Iglesia, podemos analizarla como una respuesta defensiva, frente al avance del feminismo, como cultura antipatriarcal, en el movimiento de mujeres; y a la consecuencia concreta de este avance en la conquista de derechos de las mujeres y de los grupos de la diversidad sexual. Avance que se expresa en una mayor libertad, principalmente en las generaciones más jóvenes, para decidir sobre sus cuerpos; e incluso en un cuestionamiento que comienza a abrirse paso en colectivos de varones que se reconocen como oprimidos por los mandatos de la cultura androcéntrica y machista.

Llamó la atención el fuerte operativo policial que acompañó las oraciones fanáticas de los llamado fieles, con dispositivos represivos amenazantes. En una provincia como Tucumán, en la que la policía está vinculada fuertemente con las redes de trata de personas, de prostitución y de impunidad, esta presencia policial decidida por el gobierno de la Provincia, era una fuerte amenaza a la libertad y a las posibilidades de ejercicio de derechos de las mujeres.

Además de las actividades en las que los medios centraron su comentario, se produjeron infinidad de debates, diálogos, intercambios. Es necesario llamar la atención sobre el encuentro de Feministas Latinoamericanas en Resistencia, convocado por Feministas Inconvenientes y el Espacio de Mujeres del Frente Popular Darío Santillán, en el que participaron compañeras de Honduras, Brasil, Colombia, Venezuela, México, Guatemala, Nicaragua, Costa Rica, Bolivia. La solidaridad efectiva con las feministas hondureñas, con las mujeres y el pueblo del país hermano, fue uno de los temas centrales de estos encuentros. También la denuncia de la instalación de nuevas bases norteamericanas en Colombia, así como la militarización de la vida cotidiana, y la criminalización de los movimientos populares.
Otro tema que estuvo en el centro del Encuentro, fue la solidaridad con las trabajadoras de Terrabusi . Kraft.
Más allá de las declaraciones comunes, este espacio dejó planteada la necesidad de coodinación de acciones comunes, como por ejemplo el 25 de noviembre, día de acción contra la violencia hacia las mujeres, en que se propuso movilizarnos hacia las Embajadas de EE.UU. en nuestros países.

Lo fundamental sigue siendo el cambio interior que se produce cuando la energía circula, y nos involucra plenamente. En el que sentimos que la política se afinca en nuestra vida cotidiana, y en el que todo lo personal se vuelve político, y se vuelve política.
La reivindicación hecha por algunos líderes políticos, cuando proclamaron en el Foro Social mundial que no hay socialismo sin feminismo, está desde siempre en manos de las mujeres, de las travestis, de las militantes feministas, que asumimos de cuerpo entero esta posta, y seguimos imaginando nuevos desafíos para el poder.

.--.-

Traigo también la palabra de Naty, otra compañera de Feministas Inconvenientes, periodista de Indymedia:


Así, la historia de este Encuentro quedará registrada como un intento más del fundamentalismo católico de acabar con el potencial transformador y revolucionario de los Encuentros Nacionales de Mujeres. A lo largo de sus 24 fructíferos años de existencia, desde que detectaron su fuerza, han ido variando las estrategias: impedir el arribo de colectivos en las fronteras provinciales, intentar generar encuentros paralelos que provoquen confusión, agresiones físicas contra las asistentes, o cursos intensivos de pensamiento medieval… Sin embargo, las propias características de los Encuentros: el hecho de ser autoconvocados, de realizarse cada año en una ciudad distinta, de convocar una marea de mujeres que intercambia experiencias y luchas durante los tres días de duración -o mejor, desde que cada una pone un pie en el colectivo con la intención de asistir-, esa conversación que una tuvo con aquella compañera de otra provincia al mediodía, la alegría de la fiesta lésbica en la plaza Urquiza, la contención y empatía con aquella otra que contó su testimonio en el taller, las lágrimas emocionadas de la que asistió por primera vez, el volante que le entregaron en la plaza, la sensación de libertad caminando por el centro de cada ciudad, todas las consignas y contactos y amores y amistades que se lleva cada una de vuelta a su lugar de origen, la increíble y avasalladora fuerza que emana de la manifestación por las calles de la ciudad sede y de la que una bebe y se nutre… todo eso, muy a su pesar, escapa a cualquier control y sujeción. Venga de donde venga.

.--.-

Y concluyo con otro poema, éste escrito por Giselda Martino, de un grupo de la ciudad de Rafaela, 'Enredadera', que asistió por primera vez a un ENM

ENDEMONIADA


Poseída por los demonios del carnaval,
Desposeída de los benditos complejos.

Me despojo de la piel sintética
cometo sacrilegio
profano tu sagrada mirada
la misma que me viste de prejuicios
como puñetes
golpes secos que se arremeten
contra mi sexo
contra mi mente
contra mi nodebersercomodeber iaser.

Las campanas suenan desesperadas.
No son mas que manotazos
de quien se ahoga
en un río de colores
que cubre al Ave Purísima,
que mancha los fundamentalismos.


Colores brillantes
para terminar con la ceguera
para expandir pupilas
para salir de esas tinieblas...

Mi torso desnudo no es un insulto
no es pecado, no es sucio.

Me saco la remera
y ahora
mis alas
tienen espacio para desplegarse,
agitarse
y regalarle nuevos aires
a quienes están ahí, cerquita,
sintiendo conmigo,
bailando nuevas músicas
tocando otros ritmos.

Esta vez sin miedo,
sin mordazas,
a cielo abierto,
fuera de las casas.

El mundo también es nuestro.

2 comentarios:

Gigi Glup! dijo...

:).

Elegiste la imagen justa.

Para muchxs fue algo innecesario, para mi fue.. no se... Bueno, para explicar eso está el poema, ja.

Gracias por difundirlo!!!

G.

liliana daunes dijo...

sos la autora?...pero qué bien. gracias a vos por compartirlo (bah!, la que me lo pasó fue Dahiana)... el vierne lo leí en la Juana Pimienta...
anduve tbn 'pispeando' la página de ustedes...
Nos vemos en el camino!

Brindar la rosa
en el tiempo y el espacio mágico del aire radial.
Radializarla. Irradiarla.
Regarla con la poesía, la música, los dolores
y la esperanza que guarda la tierra.
Rehacer la rosa pétalo a pétalo,
Me quiere mucho,
muchito y todo.
Blindarla en el combate. Brindarla en el amor.
Risarla con alegre rebeldía.
La rosa brindada. Espacio de los intentos.


La rosa brindada

para enlazar