viernes, 23 de diciembre de 2011



El misterio no tiene dos extremos
tiene uno.
El único extremo del misterio está en el centro
de nuestro propio corazón.
Sin embargo
no dejaremos nunca de buscar el otro extremo,
el extremo que no existe.


RobeRto JuaRRoz - Duodécima - Poesía Vertical

Brindar la rosa
en el tiempo y el espacio mágico del aire radial.
Radializarla. Irradiarla.
Regarla con la poesía, la música, los dolores
y la esperanza que guarda la tierra.
Rehacer la rosa pétalo a pétalo,
Me quiere mucho,
muchito y todo.
Blindarla en el combate. Brindarla en el amor.
Risarla con alegre rebeldía.
La rosa brindada. Espacio de los intentos.


La rosa brindada

para enlazar