miércoles, 29 de septiembre de 2010

Mi cUErpO NO es tu tEMplO



Un poco de historia

El 28 de septiembre fue establecido como 'Día por el derecho al aborto de las mujeres de América Latina y el Caribe' en el Vº Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe, realizado en noviembre de 1990 en San Bernardo, provincia de Buenos Aires.

En la Declaración de San Bernardo se podía leer, entre otros párrafos:

Nosotras las Mujeres Latinoamericanas y del Caribe reunidas en el Vº Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe en San Bernardo del 18 al 24 de noviembre de 1990.

Considerando que:

- Miles de mujeres mueren diariamente en América Latina y el Caribe a causa del aborto clandestino,
- El aborto clandestino constituye la primera causa de muerte en las mujeres en edad reproductiva en la mayoría de nuestros países,
- Los servicios de salud adoptan actitudes ambivalentes frente al aborto manteniéndolo en la clandestinidad para lucrar en los servicios privados y negando la asistencia, maltratando y hasta llegando a la tortura tanto en los servicios públicos como privados,
- La maternidad involuntaria es una forma de esclavitud de las mujeres,
- Frente al aborto los sectores de poder adoptan una actitud hipócrita, negando, reprimiendo y castigando a las mujeres víctimas del sistema que ellos mantienen,
- La mayoría de las mujeres latinoamericanas y del Caribe no tenemos acceso a la educación sexual, ni a los métodos anticonceptivos seguros, ni adecuado apoyo a la maternidad, sin embargo somos culpabilizadas por la ley,
- La libertad de decisión sobre nuestro cuerpo es un derechos humano esencial.
Por eso declaramos:
- Que no estamos dispuestas a seguir sacrificando nuestras vidas y nuestra salud en aras de una moral opresiva impuesta por las instituciones dominantes;
- Que no estamos dispuestas a seguir permitiendo que nuestros cuerpos sean usados para reproducir el sistema que nos oprime y nos margina;
- Que no estamos dispuestas a que se siga legislando sobre nuestros cuerpos sin que se tomen en cuenta nuestras necesidades, nuestros deseos y sin nuestra intervención;
- Que el aborto legal y la anticoncepción segura y eficaz son derechos humanos a los que debemos acceder todas las mujeres del mundo, más allá de nuestra condición social y económica, de la etnia, religión y/o país a los que pertenezcamos;
- Que los Estados deben garantizar el acceso concreto a estos derechos en forma segura y gratuita mediante la legislación correspondiente;
- Que solamente movilizándonos, las mujeres latinoamericanas y caribeñas, podremos desterrar y librarnos de los mitos, los prejuicios, las costumbres y los intereses, que por siglos nos condenaron a ser solamente reproductoras de la especie y nos negaron el derechos al placer y a decidir sobre nuestros propios cuerpos y sobre nuestras vidas.

Por todo esto llamamos a todas las mujeres de la región a luchar por la legalización del aborto en todo nuestro continente y para lograrlo proponen:

1. Declarar el día 28 de septiembre: Día por el Derecho al Aborto de las Mujeres de América Latina y el Caribe.
2. Crear comisiones por el Derecho al Aborto de las Mujeres de América Latina y el Caribe.
3. Formar la “Coordinadora Latinoamericana y del Caribe para la movilización por el Derechos al Aborto”.
4. Lograr el apoyo de las mujeres de los países que ya cuentan con este derecho en la práctica y a su vez apoyarlas en sus luchas por mantenerlo en vigencia.
5. Hacer campañas en cada país y conjuntamente en nuestro continente para lograr ejercitar este derecho en forma legal, no clandestina, segura y digna para cada una de nosotras.

Finalmente llamamos a todas las organizaciones e instituciones que trabajan por la defensa de los Derechos Humanos a que incorporen dentro de sus planteamientos la defensa de los Derechos Reproductivos, incluyendo el aborto.

San Bernardo, 22/11/90

Brindar la rosa
en el tiempo y el espacio mágico del aire radial.
Radializarla. Irradiarla.
Regarla con la poesía, la música, los dolores
y la esperanza que guarda la tierra.
Rehacer la rosa pétalo a pétalo,
Me quiere mucho,
muchito y todo.
Blindarla en el combate. Brindarla en el amor.
Risarla con alegre rebeldía.
La rosa brindada. Espacio de los intentos.


La rosa brindada

para enlazar