lunes, 27 de octubre de 2008

hay quE dEsEntErrar la palabra pErdida

"El cántaro roto", un poema de Octavio Paz,
leído y musicalizado para "sonidos agitadóricos",
cantan Luna Itzel, Cecilia Zabala y Monica Abraham
(cliquear título para escucharlo)

sábado, 11 de octubre de 2008

la poesía esta en la mirada de quien contempla



CONDICION DE MUJER

Soy la advenediza
la que llegó al banquete
cuando los invitados comían
los postres

Se preguntaron
quién osaba interrumpirlos
de dónde era
cómo me atrevía a emplear su lengua

Si era hombre o mujer
qué atributos poseía
se preguntaron por mi estirpe

“Vengo de un pasado ignoto –dije-
de un futuro lejano todavía
Pero en mis profecías hay verdad
elocuencia en mis palabras
¿Iba a ser la elocuencia
atributo sólo de los hombres?”
Hablo la lengua de los conquistadores
es verdad
pero digo lo opuesto de lo que ellos dicen.

Soy la advenediza
la perturbadora
la desordenadora de los sexos
la transgresora

Hablo la lengua de los conquistadores
pero digo lo opuesto de lo que ellos dicen.

¿Cómo te definís como poeta, Cristina? O, ¿qué es para vos la poesía?

Hay dos ideales de escritora: «la poeta» (o «el poeta») que desprecia los otros géneros porque tiene una idea muy elevada de la poesía, y una escritora que, como yo, piensa que la literatura –hasta la poesía– se expresa en diferentes formas, no exclusivamente en verso, y ni siquiera, siempre, en verso. Mi ideal es una escritura lo más abarcadora posible, y hay “asuntos” –por no decir temas- que exigen más lo narrativo que lo metafórico, y no he querido renunciar a ellos. Como lectora, no podría renunciar a los cuentos de Salinger o de Saroyan, ni a la gran novela de Proust, ni a los inteligentísimos ensayos de McLuhan o de Susan Sontag, de modo que, como escritora, he pretendido abarcar todas esas formas de expresión, pero teniendo en cuenta que la escritura es, siempre, artificio (arte hecho), es decir, creación deliberada de belleza. Aún la belleza de la fealdad o del mal. (No en vano Baudelaire tituló su poemario Las flores del mal.)
En cuanto a la poesía, es una esencia, no una forma. Yo encuentro tanta poesía –desolada, solitaria, final– en un cuadro de Hopper como en una película de Visconti, un grabado de Eduardo Sanz o, a veces, en el gesto de una mano, en una mirada. Como toda esencia, la poesía es irreductible: no se puede definir. No hay poesía en todos los poemas –hay más mala poesía publicada que buena y está bien que así sea: si toda fuera buena, no podríamos distinguirla de la que no lo es– pero a veces la hay también, y mucha, en otras formas de expresión.
Para mí, la poesía es percepción y emoción, asuma la forma que asuma (verso, palabra, relato, escena, composición musical). Pero no cualquier percepción ni cualquier emoción. Se trata de una percepción no vulgar, de una emoción no vulgar. La poesía exige un refinamiento de los sentidos y de la inteligencia. Como se trata de una percepción, tenemos que ser muy humildes: yo he escuchado decir que hay poesía en un gol de Ronaldinho, y para quien lo dice, eso es poesía. La poesía está en la mirada de quien contempla, no en la cosa en sí. Está en la percepción, no en el objeto.

viernes, 10 de octubre de 2008

miércoles, 8 de octubre de 2008

clitorianas

Get Your Own Player!


amorosas ediciones radiales
artesana de la comunicación
sonidos agitadóricos
momentos rosabrindádicos

sábado, 4 de octubre de 2008

HermOsurA de la DialécticA

Gioconda Belli, de "Truenos y arcoiris"  -1979-1982-    a Cosme, mi profesor de filosofía

Estoy viva
como fruta madura
dueña ya de inviernos y veranos,
abuela de pájaros,
tejedora del viento navegante.

No se ha educado aun mi corazón
y, niña, tiemblo en los atardeceres,                                
me deslumbra el verde, las marimbas
y el ruido de la lluvia
hermanándose con mi húmedo vientre,
cuando todo es más suave y luminoso.
 Crezco y no aprendo a crecer,
no me desilusiono,
ni me vuelvo mujer envuelta en velos,
descreída de todo, lamentando su suerte.
 No. Con cada día, se me nacen los ojos del asombro,
de la tierra parida,
el canto de los pueblos,
los brazos del obrero construyendo,
la mujer vendedora con su ramo de hijos,
los chavalos alegres marchando hacia el colegio.
 
 Sí.
Es verdad que a ratos estoy triste
y salgo a los caminos,
suelta como mi pelo,
y lloro por las cosas más dulces y más tiernas
y atesoro recuerdos
brotando entre mis huesos
y soy una infinita espiral que se retuerce
entre lunas y soles,
avanzando en los días,
desenrollando el tiempo
con miedo o desparpajo,
desenvainando estrellas
para subir más alto, más arriba,
dándole caza al aire,
gozándome en el ser que me sustenta,
en la eterna marea de flujos y reflujos
que mueve el universo
y que impulsa los giros redondos de la tierra. 

Soy la mujer que piensa.
Algún día
mis ojos
encenderán luciérnagas.

egle martin: el arte del encuentro

video

Egle Martin apuesta a las juntadas y las improvisaciones.
la extensa charla con esta mujer de inagotable energía, bella a cualquier edad y escencialmente musical, la emblogaré cuando aprenda de una buena vez a subir el audio para que se escuche desde cualquier compu...(ocurrirá?...paciencia!)
Por ahora van algunas anécdotas y fotos que sacamos
entre risas, tecito, mediaslunas, perroas, gato y tortuga incluídos...
(ella dice que "Roso", -descifró su sexo el veterinario-, tiene 120 años)

egle martin


el título de la nota tiene que ver con una frase de Vinicius de Moraes:
"la vida, amigoas, es el arte del encuentro"
la primera anécdota que cuenta está relacionada con Hermeto Pascual,
Luis Salinas y ella,
la segunda con el mismísimo Vinicius, que había vendido su heladera y una muchacha que lo visitaba le pidió tomar agua fría...




video

jueves, 2 de octubre de 2008

SaQueN sus rOsAriOs de NueStrOs OvariOs

Si bien, a pesar de la intromisión de un juez, ya se llevó a cabo la intervención médica en Hospital Público para que la jóven de Bahía Blanca interrumpiera su embarazo, producto de una violación, -aborto no punible contemplado en el artículo 86 del código penal-, quiero compartir en la bloga reflexiones que se han venido realizando a partir de éste y el caso de la niña mendocina de 12 años, también violada y embarazada, que lamentablemente no corrió la misma suerte en cuanto a la protección de sus derechos...

También podrán escuchar un audio realizado para emitir en radio, tomando algunas voces comprometidas con el tema:

derecho aborto mi cuerpo no es tu templo.mp3


INTERRUPCIÓN DE LA INTERRUPCIÓN DEL EMBARAZO EN BAHÍA BLANCA - EN LUGAR DE QUIÉN NOS PONEMOS.

El caso de la chica de 18 años con capacidades especiales, que fue violada durante su período de institucionalización en el Patronato de la Infancia, y a la que ahora la justicia solicitó suspender la interrupción de su embarazo por 48 horas, hasta las 24 horas del día de hoy, sacudió a algunos sectores de la ciudad y abrió un debate que aún nos debemos en todo el país.

La chica, conocida como G.N.R. por sus siglas, tiene su representante legal, pero parece que algunos sectores se habilitan a sí mismos como sus representantes.

El caso se enmarca perfectamente en el artículo 86 del Código Penal en la figura de aborto no punible. Pero la chica ya está sufriendo un castigo enorme: las idas y vueltas de este proceso que no le hacen nada bien a su salud física y psíquica, ya que, cuando ya todo estaba dispuesto para realizar la intervención en el Hospital, la misma debió ser suspendida.

Un feto no se transforma en hijo con el solo hecho de estar alojado en un útero femenino. La maternidad no se impone, se construye. En 48 horas un feto no se transforma en hijo, y mucho menos si es producto de una violación. En 48 horas tampoco se transforma el deseo de una mujer violada: seguramente seguirá negándose a alojar ocho meses a ese producto de la violación, para luego darlo en adopción.

Pero en 48 horas se incrementa su riesgo. Sabemos que el tiempo es un factor crítico que aumenta el riesgo de salud y vida de la mujer, y la expone a un padecimiento psíquico que incidirá negativamente en su recuperación. Entonces ¿en lugar de quién nos estamos poniendo?

En el lugar de las mujeres pobres y marginadas, seguro que no. En el lugar de los derechos humanos, menos que menos. En el del Estado de derecho, más allá de las creencias morales y religiosas, tampoco.

G.N.R. y muchas otras chicas como ella necesita que nos pongamos urgentemente en el lugar de garantizar el cumplimiento de las leyes: al acceso a la interrupción del embarazo en los casos de impunibilidad, la ley nacional de salud sexual y procreación responsable, la ley nacional de educación sexual y la ley de promoción y protección integral de niños, niñas y adolescentes. Hoy a la medianoche veremos si ésto sucede.

María Inés Re, desde Bahía Blanca

Lic. María Inés Re - Trabajadora Social - Magíster en Ciencias Sociales y Salud
Posgrado en Salud Social y Comunitaria


La nena, el violador y los inquisidores - Por Liliana Mizrahi



“Lo más humillante, para un ser humano es sentirse llevado y traído de aquí para allá, arrastrado sin opción, como si fuera realmente imposible elegir, ni tomar decisión alguna, porque alguien, que no se toma el trabajo de consultar, está tomando las decisiones por su cuenta.” María Zambrano.”Hacia un saber sobre el alma”


Podemos matar de muchas maneras. Esta vez es: negando el derecho a un aborto.

Los seres humanos somos problemas vivientes, pero muchos, muchos, carecen de una lógica humanitaria comprensiva y compasiva. Una lógica del semejante.


Se destruye brutalmente la vida de niñas, jóvenes, mujeres, porque se han embarazado sin quererlo, y en vez de ayudarlas a salir de su dramática realidad y confortarlas en su difícil coyuntura, se las castiga imponiéndoles un embarazo no querido, fruto de un abuso incestuoso. Una verdadera expropiación psicológica, emocional y corporal. Un desalojo.


El padrastro violador expropia el cuerpo infantil, la desaloja de sí misma, se adueña de ella, aplasta su voluntad y le impide elegir. Hace lo que él quiere, lo que le brinda goce. Ella se convierte en un objeto manoseado y violado, que se embaraza. La madre pide un aborto, que le es negado. En ese momento, aparecen los otros perversos: los inquisidores, los mal nacidos, llamados pro-vida, asesinos, que otra vez la expropian de su voluntad, la someten, enturbian y ensucian su conciencia con tácticas que naturalizan la culpa y, en definitiva, la desalojan y expropian de sí misma, otra vez más.


Las tácticas de culpabilización sirven para debilitarla, la fragilizan, y de ese modo asumen el dominio y el control sobre ese cuerpo y esas vidas. Vidas que en realidad, no les interesa. La vulnerabilidad es muy grande. Esta nena de Mendoza, es una metáfora de miles de niñas, jóvenes y mujeres que mueren en abortos clandestinos, o abandonan los bebés en baldíos, en zaguanes, en bolsas de basura o enloquecidas de impotencia, los matan. Recordemos a Romina Tejerina, hoy en una cárcel en Jujuy.


La invasión/penetración violenta, de su cuerpo, (contra su voluntad), por parte de su padrastro, el violador, y la expropiación de su derecho, (y de su madre), a elegir y decidir sobre su cuerpo y su vida, en realidad es una tragedia, que importa a pocos.

Ellos, los jíbaros de la iglesia, los mal llamados pro-vida, ven la ocasión. Ella, la nena, no ha elegido nada, y en ningún sentido, no pudo defenderse nunca, no la defendieron, ni tiene quién lo haga por ella. Es chiquita. Lo que le toca vivir es infernal e intransferible.


Hay muchas maneras de matar: esta es una de ellas. Me pregunto: ¿alguien se da cuenta que es una nena? ¿ella se da cuenta que aún es una nena?


Esta gente ruin, es más ruin todavía, porque tiene poder. Nosotros, la sociedad democrática, que no obliga a nadie a abortar en contra de su voluntad, porque cree realmente en el derecho a elegir, mientras no demos la discusión a fondo, sobre la despenalización del aborto, no pasa lo que debería pasar. No hay atención médica segura, libre y gratuita. Y entonces, a los inquisidores, ¿los podemos desactivar o neutralizar? No, no vamos bien. Antes teníamos un ministro que defendía la causa, ahora ni eso. El camino a la despenalización del aborto, no es fácil, y tampoco está facilitado.


Todos y todas estamos a favor de la vida, y también a favor del derecho a elegir sobre el propio cuerpo, y decidir nuestras maternidades. Sin embargo ese derecho, todavía, está en cuestión, y es un derecho humano, negado arbitrariamente.


Pregunto: ¿y qué pasa... con el padrastro violador de la nena? ¿Qué va a hacer la justicia con ese aborto humano, que hizo con ella lo que quiso? ¿Qué van a hacer los mal llamados grupos pro-vida, con ese engendro feroz? ¿lo van a vasectomizar? ¿lo van a castrar? ¿van a disponer de su cuerpo, como disponen del cuerpo de la niña? El padrastro violador, y los mal llamados pro-vida, se parecen entre sí. No conocen el respeto por el otro, no re-conocen al semejante, son incapaces de leer la totalidad de la realidad, no aman. Gozan, en el sentido perverso del término. Gozan haciendo lo que quieren con el otro.


¿A quién le importa una nena de 12 años, violada y abusada, que además deba pasar por una gestación, un parto... ¿una crianza? ¿Esto significa que matan dos pajaros de un tiro? La vida de esa nena, que nunca quiso ser violada ni abusada, viene mal y la de ese embrión en crecimiento que... nadie quiere, ni espera, ni desea ver, también llega mal a este mundo.


Los mal llamados pro-vida, se parecen. Son criminales. Son seres pro-muerte. Asesinan. En realidad, no defienden ninguna vida, lo que dicen es retórico, sólo defienden ese antiguo poder patriarcal sobre la fecundidad de las mujeres, y el goce perverso que esa acción ultrajante les provoca. Dominan.


Otra vez, el abuso de poder: esa capacidad ilimitada de aplastamiento y destrucción de la que hace uso el ser humano sobre otro ser humano. El abuso prende, y da sus frutos, cuando falta el reconocimiento del otro como semejante. El otro, como semejante, no existe para ellos. Otra vez más, ratifican su control, ignorantes de que son los verdaderos engendros de la naturaleza.


Ahí están, los seres oscuros al acecho, son los inquisidores, encapuchados, bárbaros de una iglesia medieval que camina para atrás. ¿Qué importancia tiene un filicidio más en medio de tanta basura? En los basurales, hay muchos niños nacidos que crecieron y rebuscan su comida en la basura, también hay recién nacidos, abandonados por todos. Se mata de muchas formas. ¿Y dónde están los mal llamados pro-vida, en los basurales, en las villas, en la calle, rescatando vidas? Hipócritas. Cabezas podridas por tanto axioma inútil... pero con poder.


Una de las cosas que sucede, es que el ser humano es crédulo, constitutivamente crédulo. Cree, necesita creer, necesita confiar, como una forma de aferrarse de algo, y creer que así puede salvarse del infierno que vive.


A veces, “La vida, en su espontaneidad, resulta monstruosa”, dice María Zambrano.

La realidad, horrorosa e indeseada, es implacablemente impuesta, interpretada como un mandato divino y sagrado. Se puede destruir con indiferencia, y autoritariamente, la vida de una nena que recién despuntaba y quería florecer. ¿Es ahí, cuando la existencia se desliza peligrosamente y se vacía de sentido, y la realidad se convierte en un fantasma con el que no sabemos qué hacer? Sí, es el borde del abismo.


Todos estamos solos, es cierto, como estas nenas ultrajadas a diario, solitas con sus cuerpos embarazados, en una soledad sin descanso. Una precocidad no deseada, ni elegida. Solas, sin comprensión, ni justicia. Controladas, monitoreadas, sancionadas, culpabilizadas.


Un juez / una ministra / una presidenta / una iglesia. A tal crueldad y tal pasividad, el silencio. ¿Qué hacemos con la desesperación y la impotencia de los seres inocentes?



No se discute ética sino poder - Por Martha Rosemberg *

Me pregunto qué estará significando para esa niña violada la pena que se le está infligiendo ahora. Ya fue sometida por alguien mucho más pesado que ella, de más edad y otra generación, de mayor responsabilidad y autoridad familiar. Ni hablar de la diferencia de fuerza física. Ya sabe eso. Pero la cosa continúa: denegado el pedido de aborto por los médicos responsables de proporcionarlo, secuestrada por un juez que ni siquiera debió intervenir, demorada por un comité de bioética que se asume pertinente cuando la decisión es de abortar, pero no cuando se consigue torcerla. No es de ética de lo que se trata. Es de las estratagemas del poder médico para imponer sus decisiones. ¿Qué es este embarazo para la nena? La santificación de la perversión del violador que la toma por objeto. El inseminador es omnipotente, su poder es infinito. Aunque pueda ocurrir que sea condenado y preso, eso no repara el daño que ella soporta dentro suyo. Nadie pone fin a las consecuencias de su acto. Quienes deben protegerla sólo reafirman el sometimiento al que la destinan. No hay hábeas corpus para la nena violada.
Más allá de todas las recomendaciones del Consejo Interamericano de Derechos Humanos al Gobierno.

¿Quién es ella? Funda, vaina, objeto de la voluntad divina y no tanto, sierva del violador, de sus miedos, de su desamparo que la pone en el trayecto de una eyaculación que no debería haberla alcanzado nunca. También despojada de la educación sexual y la información anticonceptiva que la escuela le debe. Ahora ya aprendió –gracias a las enseñanzas de la Santa Madre– que de la abyección de las figuras parentales –quien no la mira,
quien no la ve sino por el ojo seminal– surge una vida sublime que vale mucho más que la de ella misma. Ahora sí que se disputan su dominio. Y salen el clero, los jueces y los médicos a apoderarse de ella para mayor gloria de
dios. La perversión triunfa. La Iglesia y la industria sexual se las arreglan para lograr que la sexualidad sea pecado y la perversión, sagrada.


Perverso mata sexual. Lo que les resulta intolerable es la resistencia de las mujeres a su destinación procreativa. Que el mandato de sometimiento sea resistido, como de hecho lo es, por las miles de mujeres –muchas fieles católicas– que abortan, y por las mujeres que afirman su autonomía y pretenden que el derecho a decidir sobre su cuerpo y su capacidad de gestar no sea ejercido más que por ellas mismas. A la nena mendocina, las falanges clericales fundamentalistas que invadieron el espacio médico en el que fue
atrapada, le anticiparon y re-actualizaron el infierno: tanto con las imágenes que la obligaron a mirar, como al presionarla con su condena y prohibición de un aborto que había demandado y al que tenía pleno derecho.


Niña-objeto, le impidieron el único gesto que hubiera podido acreditarla como sujeto en la vía de oponerse a la mala fortuna de haber sido violada también en un día en que su fertilidad hizo visible la violencia a la que
estaba sometida. Y le dieron el visto bueno. Fertilidad mata violencia.
¿Quién paga?

* Psicoanalista. Foro por los Derechos Reproductivos-Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito.

setiembre sin primavera

ni se cuántos días pasaron, pero anduve desblogada...
mis disculpas, si alguien me esperó
y mis holas y olas a todoas

-creo que volví-
anduve ensimismada, un poquito descentrada,
desencontrada con este fragmento
y con la emoción al mango.

Visitas, marchas, memoria, deseos,
muertes, resistencias, poesía,
despedidas, inquietudes, grises,
soledades, mudanzas, pinceles,
colores, lluvias, lloros, música, soles...

eso si: pinté la puerta de salida
-que también es de entrada-
aqui van las muestras de lo que quedó



puerta de salida







y a otra cosa mariposa:

hice una linda charlita telefónica con concha buika
subiré los audios para compartirla...
Su recital fue ma ra vi llo so.
Pequeña casi tímida por sus movimientos
inmensa y abismal por los pliegues de su voz.
Solo pianista y cantante y un silencio sorprendido y respetuoso
y luego ferviente y sensual
una hora de bellas delicias lúdicas
la buika acariciando, arañando, arriesgando, seduciéndonos
cantandole al amor con el filo de su voz de terciopelo (o gamusa?)

Jodida pero contenta


Porque me haces mucho daño
Porque me cuentas mil mentiras
Y porque sabes que te veo
Tú a los ojos no me miras

Y porque nunca quieres nada
Que a ti te comprometa
Yo te voy a dar la espalda
Para que alcances bien tu meta

Que yo me voy porque mi mundo me
está llamando
Voy a marcharme deprisa
Que aunque tu ya no me quieras
a mí me quiere la vida

Yo me voy de aquí
Jodida pero contenta
Tu me has doblado pero yo aguanto
Dolida pero despierta
Por mi futuro
Con miedo pero con fuerza
Yo no te culpo ni te maldigo
Cariño mio
Jodida pero contenta
Yo llevo dentro una esperanza
Dolida pero despierta
Pá mi futuro
Con miedo pero con fuerza
Que a partir de ahora
y hasta que muera
Mi mundo es mio

Con tormento y sin dolores
Yo voy haciendo camino
Y que la brisa marinera
Me oriente hacia mi destino

Así es que me voy bajando
Pa la orillita de puerto
Y el primer barco que pase
que me lleve mar adentro

Y en este planeta mío
Ese en que tu gobernabas
Yo ya he clavado mi bandera
Tu no me clavas mas nada
Dejame vivir a mi
Jodida pero contenta
Tu me has doblado pero yo aguanto
Dolida pero despierta
Por mi futuro
Con miedo pero con fuerza
Yo no te culpo ni te maldigo
Cariño mio
Jodida pero contenta
Yo llevo dentro la esperanza
Dolida pero despierta
Por mi futuro
Con miedo pero con fuerza
Que a partir de ahora
Y hasta que muera
Mi mundo es mio

Jodida pero contenta
Dolida pero despierta
Con miedo pero con fuerza
Yo voy con miedo pero con fuerza
Y te digo mi prima:
“Tonta, todo en la vida se paga”.

Brindar la rosa
en el tiempo y el espacio mágico del aire radial.
Radializarla. Irradiarla.
Regarla con la poesía, la música, los dolores
y la esperanza que guarda la tierra.
Rehacer la rosa pétalo a pétalo,
Me quiere mucho,
muchito y todo.
Blindarla en el combate. Brindarla en el amor.
Risarla con alegre rebeldía.
La rosa brindada. Espacio de los intentos.


La rosa brindada

para enlazar