domingo, 29 de junio de 2008

nO HAY otrA fiNAL

dicen nuestros cumpas de la Asociación de Ex Detenidos-Desaparecidos que NO HAY OTRA FINAL, porque el 95% de los genocidas siguen libres y JULIO LÓPEZ está desaparecido!
Y dicen: El domingo no vamos a la cancha de River!!!

Yo tampoco fui...

A quienes quieran, invito a navegar por la página de la asociación
www.exdesaparecidos.org.ar



y también invito a leer la siguiente nota de Pablo LLonto, uno de los periodistas que más investigó sobre lo ocurrido durante el Mundial '78, editada por la Agencia Walsh
Pablo se pregunta, -en este país del "como si...", dijera Gonzalo Moyano-, sobre la legitimidad del triunfo argentino en fútbol y la responsabilidad de todos aquellos protagonistas del campeonato de la dictadura.

¿Y si devolvemos la Copa?

No es una historia más de la dictadura. Aunque parezca un Mundial de Fútbol, lo ocurrido en junio de 1978 es una sombra que se desliza por todos los hogares argentinos. Es curioso. Casi no existen símbolos en las ciudades que recuerden aquella Copa. Dicen que en algún pueblo del Norte un hotel aún lleva el nombre "Mundial 78". En Buenos Aires, cuesta hallar un gauchito, un poster de los campeones. Que les pregunten a los jugadores del seleccionado que capitaneaba Passarella cuánto tiempo tendrá que transcurrir para que no sientan la condena que acompaña cada reportaje sobre 1978. Ni toda el agua bendita del mundo alcanzará para lavar las culpas de un hecho deportivo que a todos nos parece intragable.

Se jugará en River "La otra final, el partido por la vida y los derechos humanos". Será el 29 de junio. El instituto "Espacio para la memoria" intentará que el match entre futbolistas de hoy vs. Estrellas de ayer sea "un evento que permitirá difundir lo que se intentó tapar con el fútbol en la Argentina de la dictadura militar: los campos de concentración como la ESMA, que funcionó a pocas cuadras del estadio de River, y las denuncias que se hacían en el exterior por violaciones a los derechos humanos".

Si el país decidiera prestarle atención a este encuentro, podríamos hablar del inicio de un reconocimiento colectivo que buena falta nos hace. El fútbol y sus dirigentes y protagonistas (con las excepciones del caso) jamás le pidieron perdón a los desaparecidos. Que tres décadas después tengamos la fortuna de escuchar las primeras voces sobre el tema estará bueno.

Pero que se nos permita una duda. O más.

¿Pedirá perdón Julio Humberto Grondona el presidente de la AFA desde 1979, que un año antes era el tesorero de la Asociación durante los tiempos de la canilla libre de dólares?

¿Pedirá disculpas la Editorial Atlántida por la triste carta inventada al capitán de la selección holandesa en la que el jugador le decía a su hija que de los fusiles de los soldados argentinos salían flores?

¿Hará un acto de contrición el entrenador Menotti por no haber aprovechado su momento de gloria para repudiar a los militares?

¿Deplorarán los dueños de los medios de comunicación sus editoriales nacionalistas y mentirosos de entonces?

¿Pondrá Sergio Renán las cosas en su sitio y recomendará que su película "La Fiesta de Todos" sea exhibida varias veces en la TV Pública bajo una leyenda que diga "así no debe hacerse nunca más el cine argentino?

¿Se inmolará Félix Luna cuando observe la filmación en la que se lo aprecia arriba de un balcón mientras caen papelitos y se afirma que los argentinos ganamos el Mundial para demostrarle al mundo qué buenos somos?

¿Reclamará Ernesto Sábato un cura y un confesionario para decirles que se averguenza de haber cerrado la ceremonia de premiación de los campeones con todos los uniformados en las bien servidas mesas?

¿Editará el Comité Ejecutivo de la AFA un nuevo libro de Memorias señalando que uno de los más grandes errores de nuestro deporte fue promocionar al marino Carlos Lacaste como representante argentino en los estrados de la FIFA aún en los tiempos democráticos?

¿Renunciará al Comité Olímpico Argentino (COA) su presidente Julio Cassanello, ex intendente de Quilmes durante la dictadura y quien dentro de unas semanas presidirá la delegación celeste y blanca que concurrirá a los Juegos Olímpicos de China 2008?

¿Seremos capaces de reconocer como sociedad que durante el frío mes de junio fuimos algo así como preservativos de un régimen verde oliva que usó el Mundial para mostrarnos derechos y humanos?

¿Revelaran los popes de la publicidad argentina los nombres y apellidos de los autores de las odiosas frases que engalanaban nuestras infantiles y adolescentes horas frente a la TV? ("Los argentinos somos derechos y humanos", "Argentina país de paz" "Argentina trabaja y avanza")

¿No deberíamos golpear las puertas de la sucia FIFA y devolverles la sucia Copa del Mundo 78?


sábado, 28 de junio de 2008

POrquE nAda nOs ligA ni nOs sUjetA



BARUYERA - CONSTRUYENDO DESDE LO ENDEBLE Y PARA LO EFÍMERO

(28 de junio, día internacional del Orgullo GLTTBI)

El 28 de Junio recordamos la revuelta de Stonewall del año 1969, que ha pasado a nuestra historia como la fecha en que se inicia el moderno movimiento GLTTTBI y, más tarde, todas sus variaciones. Esa noche, un grupo de disidentxs sexuales reunidxs casualmente en un bar “de ambiente” en la ciudad de Nueva York, dijeron basta a la sistemática e implacable opresión que soportaban desde hacía tiempo por parte del terrorismo de Estado, disfrazado de policía al servicio de lo que el mismo estado define como orden, moral, y buenas costumbres.

Declarado Día del Orgullo por el mismísimo grupo que resistió la redada policial aquella noche –y los varios días de enfrentamiento que siguieron–, es una fecha particularmente adecuada para reivindicar nuestra libertad de disentir y denunciar, nuestras felicidades y nuestra Potencia (Tortillera).

Junto con la alegría y el empoderamiento que nos resultan constitutivos de este “orgullo”, no olvidamos en ningún momento que el hecho de que Stonewall haya ocurrido, que haya sido posible como crimen y masacre, nos obliga a significar esta conmemoración en términos de denuncia a la cultura heteronormativa que oprime y reprime no sólo a quienes nos alejamos más o menos de sus mandatos, sino también a quienes los obedecen a rajatabla.

En los años de Stonewall, los homosexuales[1] eran maltratados y despreciados por la policía, que los trataban como criminales o ladrones no sólo en los Estados Unidos. También eran tratados como enfermos mentales por los médicos y psiquiatras de aquella época –situación que, de hecho, continúa en muchos casos, no obstante las ya antiguas disposiciones de las organizaciones internacionales que legitiman el saber/poder médico.

La cuestión es que esa noche varias personas (hombres, mujeres, trans y travestis), juntas, se dieron cuenta de que estaban hartos y hartas de la persecución estatal consentida por sus propios “vecinos”; se dieron cuenta que podían decir basta, y lo hicieron. Por eso el día del orgullo conmemora un acto político de resistencia y no una concesión del poder, como el 17 de mayo, erigido por los organismos internacionales en capciosa celebración de la lucha oficialista contra la homofobia (vana y pretenciosamente expresada en la decisión de quitar la homosexualidad de la lista de enfermedades mentales).

¿Quiénxs eran, y quiénxs son, aquellxs personas tan socialmente vulnerables que pueden ser arrestadxs una y otra vez? Claramente, las que se encuentran en una situación civil de ilegalidad (p. ej: menor de edad, “vestido con las ropas del otro sexo”, “ofreciendo sexo en la vía pública”, “causando disturbios” que son reacciones hacia la violencia real y simbólica que se soporta continuamente), o las que, aún teniendo un status civil legal no pueden hacer valer sus derechos.

¿Por qué la policía hacía redadas reiteradamente allí? Por lo obvio: ¿quién se iba a quejar? La exclusión de las familias y los exilios hacen que muchxs no tengamos quién responda por nosotrxs; el ambiente de los bares y boliches, “la noche” –humo y alcohol, drogas, música berreta y sexo ocasional hace que seamos siempre consideradxs pésimxs vecinxs de dudosa decencia, lo que nos hace, en buena medida, socialmente vulnerables.

La revuelta del 28 de junio del 69 fue una respuesta desde el hartazgo al Terrorismo de Estado -definido por la sistematicidad de sus fatídicos “haceres”- que en Stonewall, como en cientos de otros lugares de encuentro, ejecutó por enésima vez una intervención específica con objetivos específicos: eliminar y aterrorizar.

Con una modalidad diferente, adaptada tal vez a “los tiempos que corren”, el Estado hoy y aquí nos oprime por omisión –mirando para otro lado, desoyendo los reclamos, trabando el debate, y apoyando solapadamente a las fuerzas sociales “privadas” o “particulares” como los “Vecinos de Palermo”, o padres y madres indignadxs frente a lxs docentxs disidentxs sexuales de sus hijxs, etc.

La cultura heteronormativa –el famoso patriarcado proxeneta– nos oprime y reprime no sólo cuando no nos permite casarnos civilmente, sino también cuando nos obliga a ser monogámicxs y convivientes; no sólo cuando no nos deja elegir nuestra identidad de género, sino también cuando nos dice qué órganos debe tener cada cuerpo, qué forma, qué medidas, y hasta qué color de piel, y ojos, cuántos pelos y dónde, cómo sentarse, caminar, moverse, y, por supuesto, cómo y qué sentir, desear, querer, disfrutar y/o aborrecer.

La hegemonía se construye y sostiene en la dialéctica consenso/coerción develada por Foucault por la misma época que los sucesos de Stonewall. Todas las tecnologías vinculadas de un modo u otro a los aspectos materiales de la vida humana están puestas al servicio de producir cuerpos sexuados de dos tipos (por cierto, muy distintos). La hegemonía –sea ella lo que sea, monstruo, entelequia u otra cosa– legisla el deseo/amor/sexo legítimo, lo nombra “decencia”, “naturaleza”, “normalidad” y, para desanimar a quien tenga algún otro plan para sí mismx –y mucho más para aleccionar a su rebaño no descarriado– utiliza la excusa de la vigilancia de “la moral y las buenas costumbres” para eliminar a todx/s aquellx/s que no se conforme/n con dicho limitado espacio para expresar sus sentires y deseos, para disfrutar sus goces.

Con todo, finalmente unas cuantas cuestiones empiezan a resultar evidentes, innegables, ineludibles. Por ejemplo: que muchxs nos movemos en sentidos contradictorios y -por qué no- aleatorios dentro de los límites asignados, algunxs simplemente extendiendo las fronteras de las identidades un poco más allá de lo adecuado y otrxs subvirtiéndolas al costo de convertirse en sujetxs negadxs política, social y culturalmente. Y también: que las identidades no son tan estables y fijas como han pretendido ni, por lo tanto, resultan tan fácilmente manipulables.

Ante este panorama los poderes se vuelven difusos, se solapan, se escurren, confunden… y muestran sus fisuras tan anchas o estrechas como se quieran ver.

En esta época histórica en la que los sectores dominantes -poderes biocapitalistas con sedes en las grandes urbes desde donde crean y retransmiten por TV las potentes, avasallantes ficciones que sustentan el orden mundial y su íntimo tejido social- han logrado articular una aceptación del “otro”, de la “diversidad”, de las identidades fluidas, de las minorías, situándolas en una especie de limbo político -que a menudo llaman “post-político”- en el que las identidades colectivas parecen ceder en favor de una vida más libre, de consenso y diálogo, la hegemonía liberal sigue generando recursos de todo tipo para ampliar lo que ha llamado “igualdad” pero que, en nuestra opinión, no es más que otro fraude (un trompe l’oeil, podría decirse) no tanto para disciplinar a lxs prófugxs como para convencer, a quienes dudan, de la impractibilidad de escapar/se de las reglas vigentes. Esta aceptación “oficialista” de una diversidad mansa resulta más retórica que práctica, pero de todos modos –o justamente por ello- sumamente efectiva para sus fines, que son eminentemente propagandísticos y gatopardescos. De este modo, las sexualidades no normativas se desarrollan como un desbocado rizoma que es imperativo reconocer y hacer inteligible, poder representar para controlar y dominar: lxs que hasta acá no existíamos para el Derecho ni para el mercado (ergo, ni existíamos para el Estado ni teníamos sustancia política alguna), poquito a poco hemos devenido sujetxs de políticas públicas, sujetxs de publicidades y servicios -como el asesoramiento legal, los tratamientos estéticos, y varios etcéteras-, de programas de entretenimientos, de ley de identidad de género, instituto anti-discriminación y ley de matrimonio. Todas éstas, estrategias que se da la democracia para garantizar los derechos que, en realidad, todas las personas tienen por el sólo hecho de nacer, pero que para el caso de quienes no se atienen literalmente a las normativas, hay que explicitar en un punto aparte. Estrategias que otorgan inteligibilidad y algo de protección real –y hasta de disfrute- a cambio de resituarnos en el juego liberal y, también, en el espacio literal de la legislación impresa.

¿Acaso una ley de identidad de género o de matrimonio, la unión civil en Capital Federal, o una educación (hetero)sexual -disfrazada de “prevención” y “salud responsable”- producida e irradiada desde el centro del poder terminará (o al menos será un gesto para terminar) con la homofobia y el heterosexismo compulsivo, su “padre” bio e ideológico? ¿La democracia heteropatriarcal, que es la que hasta hoy nos niega, nos hará devenir “personas”?

No. No hay posibilidad de libertad mientras no se cuestione el poder de la cultura heterosexual y machista. “La libertad o la posibilidad de actuación no son de índole abstracta y/o preceden a lo social, sino que siempre se establecen dentro de una matriz de poder” escribe Judith Buttler en algún lugar.

Mientras las reformulaciones para hacer medianamente vivibles algunas vidas más o menos abyectas sigan surgiendo de los centros de poder establecidos, no habrá cambio posible. No debe confundirnos que a menudo esos pseudo cambios promovidos desde los bunkers reales de poder y ejecutados por los Estados acólitos sean concretados por sujetos que portan paradójicamente las mismas credenciales de identificación y discursos que, en forma, son similares a los que consideramos verdaderamente libertarios.

Las estrategias planteadas para volvernos “viables” dentro del estado de derecho jamás revisan la centralidad de la heterosexualidad como identidad dominante en torno a la cual se distribuyen, polarizados, los cuerpos sexuados; no cuestionan el carácter heterosexista de la cultura ni el privilegio de la heterosexualidad dentro de la construcción social ni la homofobia.

El heteropatriarcado ha convertido el estilo de vida de la familia tipo (nuclear, heterosexual, reproductiva, urbana, clase media) en parámetro absoluto[2]. En efecto para entrar en el juego de estar en el mundo ordinario, real y cotidiano de la “normalidad”, debemos demostrar que somos capaces de llevar adelante, y con un alto grado de éxito, una vida según la definición que asocia “trabajo y familia” a “adultez saludable”; o, al menos, que podemos mantener en delicado equilibrio y sin que se enreden, los muchos hilos de las marionetas que tenemos que inventar para sostener la farsa de tal adultez. Parece que, para ser sujetx de derecho (o mejor, para gozar de derechos sin estar sujetxs a ellos por las marañas del biopoder), hay que saber cómo acomodarse un poco al molde, ¡y estar decididx a hacerlo!… En este punto, no tenemos que olvidar que porque somos depositarixs de todas las interpelaciones del caso, quienes vivimos y ejercemos la disidencia sexopolítica, somos quienes –posiblemente sin quererlo– tenemos en nuestro poder la llave para ingresar al mundo “real”, para marcar la divisoria de aguas entre su adentro y su afuera, o entre su frontera y su limbo.

Pensarnos políticamente en el mundo:

Somos guerrilleras, revulsivas, insidiosas e incordiosas. Los movimientos orquestados desde los macropoderes disciplinadores nos causan náuseas. Y vomitamos.

No queremos unos largos protocolos de test ni certificados que acrediten nuestra presuntamente deseable “normalidad” para acceder a los derechos de un mundo que ya está totalmente armado… y repartido…

Por eso hoy –como todos los días– decimos que no estamos de acuerdo ni apoyamos una ley de identidad de género que quiera estandarizarnos o devolvernos al binomio hombre/ mujer, hetero / homo, femenino/ masculino. Tampoco queremos que un comité de expertxs defina cuán asentadxs sobre un género u otro estamos. Ninguna mujer u hombre que pertenezca a la matriz hetero debe en ninguna instancia de su vida ratificar su grado de feminidad o masculinidad.

No queremos programas para gays y lesbianas que nos patologicen como depositarixs de una extraña afección que necesita tratamiento especial. Porque de esta manera no sólo se monta un negocio sobre las identidades transgresoras sino que además se elude la marca indeleble de la homofobia y el heterosexismo en la sociedad. Ningún heterosexual acude a un centro a pedir ayuda por la homofobia que lo aqueja.

No estamos de acuerdo con los discursos de la tolerancia y la aceptación. No se puede “aceptar” la diversidad, como dicen algunas personas, asqueadas pero resignadas a convivir en un espacio que no es sexualmente puro. La diversidad “es” y su existencia no depende de nuestra voluntad de aceptarla o no.

En cambio, sí depende de cada persona involucrada de algún modo, el problematizar las “diferencias” que construyen unos sujetos que “aceptan” y otrxs que debemos ser “aceptadxs”.

No queremos ser más objeto de investigación de la ciencia heterosexual que legitima sus propias y convenientes (para sí) “causas”, “características” y “categorías”. Tenemos voz propia y sabemos cómo construir y legitimar los saberes que nos sean útiles, necesarios. La heterosexualidad cotidiana –que es compulsiva tal vez sin tener conciencia de ello debería investigarse a sí misma, preguntarse cuáles son los vericuetos que la han convertido en la máquina de opresión mejor diseñada de la historia, cuál es su papel en la construcción, sostenimiento y reproducción de las opresiones pasadas y actuales a las que muchas veces, paradójicamente combate.

No queremos una Educación Sexual anclada en el Uno heterosexual como centro de todas las cosas y que desde allí se desplace por lo múltiple. Como quien pasea por un supermercado de “variedades”.

No queremos una ley de matrimonio. No deseamos entrar en el mercado de las personas “casables”, “solteronas”, “cónyuges”. No queremos que el estado legisle y designe a quién/es podemos amar, con quién/es podemos compartir la vida, de quién/es podemos hacernos cargo.

Si ese es el precio, preferimos seguir siendo lo no representable.


Revista Baruyera, una tromba lesbianafeminista.

lunes, 23 de junio de 2008

durante diez años fueron ciegos, sordos y mudos

EDITORIAL DEL DOMINGO 22 DE JUNIO DE 2008

Hoy debo confesar que, frente al prolongado conflicto con el campo, estoy angustiado. No me interesa que alguien menoscabe la angustia y la contraponga al compromiso con el país. Tampoco compartí en su momento, las certezas de algún carapintada, asimismo justicialista, menos aún cuando justamente son las acciones de esos dirigentes las causantes de esta angustia que siento. Lo que se experimenta es el sentimiento en que el mundo se angosta, en que caminamos por senderos cada vez más estrechos y lamentablemente, no resulta una fantasía ni un engaño de nuestros sentidos. Hay demasiados conjurados que parece que se dedican a dificultarnos el estar en el mundo de los argentinos. No tengo partido y mi compromiso con el país se hace de esta manera, con alegrías y también con dolor, con angustias y con dudas. Por muchas razones, por desconfianza hacia esa gerenciadora política que hace mucho presupone gobernarnos; y además, porque parece haberse hecho norma, que no nos dejen opción alguna para participar al ciudadano de a pie. Porque como ilusionistas, crean escenarios a la medida de sus intereses, y porque nos inventan enemigos, los invisten de las propiedades e ideologías que necesitan que ellos tengan… Desde el primer día dijimos que esto no es un Boca River, queríamos decir que esto no puede considerarse con una mirada de blancos y de negros. Con toda la autoridad de haberle peleado al modelo de la soja durante más de diez años y en soledad, dijimos que esta era una discusión de medias verdades, en que las víctimas y los victimarios se mezclaban de ambos bandos y en la que, muchos roles protagónicos del modelo continuaban estando en la más completa oscuridad mediática.

Lo que hoy se denomina genéricamente campo, es un vasto escenario en que parece caber de todo, desde el contratista al pool y desde el tambero al cerealero, el vendedor de insumos, la maestra rural, y también, el pequeño ahorrista de la ciudad al que el Banco donde tenía su dinero a plazo fijo, le aconsejó colocarlo en un fondo de inversión. No están los más grandes en los cortes, al menos no en algunas provincias. Tal vez sí en Saladillo, donde reina El Tejar, pero no en la mayoría de los cortes de las provincias de Córdoba y de Entre Ríos, donde abundan los que todavía hacen un poco de soja para subsidiar ese módulo de hacienda o de tambo que heredaron de sus mayores y que se resisten a tirar por la borda. Pretender considerarlos con un solo patrón es, en buena medida una expresión de deseos de los que necesitan un enemigo para afirmar su propia permanencia en los manejos electorales y especialmente en el manejo del poder. Tener un real compromiso con el país tal como se vanaglorian, habría significado desarmar ese frente que expresaba al campo y no, en cambio, obligarlo a consolidarse. Cuántos de los diputados, de los gobernadores y de los más altos funcionarios pertenecen o tienen capitales en esos pooles de siembra a los que ahora se abomina? Creo que sería útil que se hiciera pública toda la información que algunos pretenden tener al respecto. Estoy seguro que nos asombraríamos. Hasta hace cien días, y a pesar de nuestras denuncias, eran negocios aceptados con naturalidad por las reglas de la más encumbrada corporación, y lo mismo las relaciones con los grandes sojeros, arrendatarios de tierras y exportadores de aceite, con los que la convivencia era rutinaria y de absoluta camaradería y asociativismo. Nos dicen ahora, por lo bajo, que no se conocían los riesgos de esas complicidades, que se sienten traicionados y que lamentan esa larga convivencia... Y nosotros, cómo creen que deberíamos sentirnos? Y nosotros, por qué habríamos de creerles? Cuando lo condujeron a Grobocopatel a Venezuela en el avión presidencial, para cerrar negocios por quinientos millones de dólares con Chávez, y con el respaldo de las más altas investiduras de la República Argentina, realmente creían que era socialista y bolivariano? Cuándo cultivaban la amistad con Urquía, en verdad pensaban que el Senador, estaba haciendo el socialismo en Córdoba?

Durante años criticamos a la izquierda porque cuando insistíamos en explicar el avance de esa metástasis que son los monocultivos de soja transgénica, se nos tapaba con el conflicto de Brukman, con la lucha de los obreros de Zanón o acaso con la del Hotel Bauen… Ahora, en el otro lado del mostrador, Omar Viviani intenta hacer lo mismo con los carriles para taxis… La verdad es que tanto unos como otros implementaron durante años cursos para que los niños pobres ingirieran soja hasta cretinizarse, y en esos años, solo se escucharon nuestras voces reclamando que eso era forraje, que no era comida para seres humanos. Se mofaban de nosotros cuando afirmábamos que la ingesta de soja les sacaba tetas a los varones y que anticipaba la menstruación en las niñas. Cuántos cursos para que la gente aprendiera a comer soja hizo el compañero DElía en la Matanza? Sería bueno saberlo… Cuántos cursos hizo Cáritas en todo el país? Hace ocho o acaso nueve años discutí el tema con el Ingeniero Serantes que presidía la institución de beneficencia de la Iglesia católica y me respondió con desplante que contaba con todo el respaldo de la Secretaría de Agricultura y del Gobierno. Poco después, nos introdujimos en un retiro cerrado de CARITAS en un pueblo de la provincia de Córdoba y le entregamos en mano al Obispo Casaretto una carpeta con evidencias científicas sobre los daños que la ingesta de soja ocasionaba en el desarrollo neurológico y hormonal de los niños. El Señor Obispo no puede ignorar las consecuencias de aquellos supuestos planes solidarios que implementaba la institución que presidía. Todo lo que conseguimos con aquella acción fue que la compañera de Caritas que se arriesgó, fuera posteriormente sancionada. Han transcurrido varios años desde entonces y el Ingeniero Eduardo Luis Serantes continúa siendo el presidente de Cáritas, a la vez que Director de la empresa de agribusiness Cazenave y asociados, una consultora que brinda servicios agropecuarios a empresas exportadoras. El Ingeniero Serantes que implementaba los planes de soja para pobres es asimismo Responsable del fondo agrícola de inversión de Molinos S. A. e indeterminado asesor de varias empresas agroindustriales y de servicios, entre las que se encuentra la Dow Agro Sciences SA.

"Huellas de Esperanza", es la publicación oficial de Cáritas Argentina. En el año 2002 en que se inicia, recomienda en su tapa, recetas de milanesas de soja y en las páginas interiores promociona los planes de ayuda solidaria por parte de las más grandes empresas sojeras. En el 2003 la misma publicación promocionaba asimismo, un proyecto de fabricación de hamburguesas de soja en Entre Ríos, en colaboración con AAPRESID, o sea con la Asociación de siembra directa, los grandes y principales promotores del modelo sojero. Eran los años terribles de la catástrofe social, en que el hambre mordía las carnes de buena parte de la población argentina, caída como consecuencia de las políticas neoliberales, en la más atroz de las indigencias. Mientras tanto, el modelo sojero crecía a razón de casi dos millones de hectáreas por año y en contraste con esa Argentina empobrecida, comenzaban a amasarse enormes fortunas en torno a las producciones y exportaciones de commodities transgénicas

Estoy convencido que este conflicto actual que estalla entre los socios de ayer; ese mismo conflicto que dinamiza ideológicamente a cientos de intelectuales que durante diez años fueron ciegos, sordos y mudos; estoy convencido que está montado y desatado por otros intereses superiores a los peones que parecen jugar en el tablero de la confrontación. No sé si acaso el brusco aumento de las retenciones tuvo la oscura intención de encubrir los arreglos logrados por el Senador Urquía en el Senado y que permitieron que más de dos cosechas de soja no vendidas ni sembradas, fuesen inscritas en reserva con los precios y las retenciones de noviembre del año pasado, configurando un negociado fabuloso en la historia de los mercados internacionales de granos, negocio que algunos entendidos calculan en cientos y hasta en miles de millones de dólares. No, no sé con exactitud qué es lo que pasa. Porque en medio del griterío de ambas partes es difícil saber donde se pusieron los huevos… Lo que sé con certeza, es que de los exportadores seguimos sin hablar, y que de tener políticas agrarias no existen ni siquiera intenciones. Se también que el INTA continúa desarrollando con viento a favor un polo Biotecnológico en Carlos Casares, justamente las tierras de mi amigo Grobocopatel, quien parece haber decidido no hacer efectiva la demanda con que me amenazaba. Gracias Gustavo, por dejarme caminar la vida, sin duda tenés cosas más importantes de las que ocuparte…

Qué país hermoso el nuestro, verdad? Un país de contrastes. Recuerdo cuando en la CTA la denunciamos a la FAA por haber multiplicado las primeras semillas de Soja RR en combinación con Monsanto. El amigo Buzzi nos acusó públicamente de mentir. Recuerdo todavía que llegamos a dudar, que estuvimos mucho tiempo con esta misma angustia que sentimos ahora. Creemos en el valor de la palabra y nos apenaba inculpar a alguien por lo que no había hecho. Sin embargo, muchas voces del campo confirmaban nuestras sospechas y además resultaba inexplicable el salto de la producción de soja en esos primeros dos años de finales de los noventa sin alguna maniobra excepcional en la multiplicación de semillas. Al final nos fuimos a Rosario y nos metimos en el archivo de la propia FAA y después de mucho buscar hallamos las pruebas. Como suele ocurrir, eran medias verdades, y no había sido FAA la que realizara el negocio con las semillas de Monsanto sino que fue AFA una rama de la FAA, en manos de los prochinos. Sin duda que Buzzi lo sabía, lo sabía y nos podría haber evitado tanta búsqueda y esfuerzo, pero prefirió como tantos otros dirigentes de la Argentina, cultivar el huerto de las ambigüedades, en vez de aclarar las cosas y ayudarnos a quienes sufrimos la angustia por el país.

La metástasis de la soja no parece estar en discusión. El modelo no está en discusión. Lo que está en discusión es el modo en que se maneja el poder, cómo se responde desde el poder a quienes lo desafían y también está en debate gracias a los intelectuales que lamentablemente, son algo más que jarrones chinos, están en debate y desarrollo la formas perversas del simulacro y de cómo construir al enemigo e investirlo de los ropajes que necesitamos para mantenernos en el poder y por supuesto para continuar alimentando el simulacro. Estamos inventando la nueva derecha y estamos reinventando una vez más al peronismo. Resulta evidente la operatoria porque ya se la hizo demasiadas veces.

A mi por lo menos ya no me la podés contar mordisquito…! Si cuando te quise explicar hace más de ocho años el problema de la soja me dijiste que no tenías tiempo para atenderme, cómo es que ahora descubrís como en una iluminación que entre esa señora que golpea la cacerola en plaza de mayo y los que pintaban viva el cáncer en las paredes, hay una línea directa? Qué te pasó, mordisquito, te cayó la ficha de golpe o acaso me tomás por gil? Qué del otro lado está la menezunda ya lo sé, el desafío no es saberlo sino desarmarla, quitarle las banderas y persuadirlos de que NO hagan lo que los grandes depredadores les indiquen que hagan… Pero es que vos mordisquito estás haciendo todo al revés. Vos los unís, vos les inventás una ideología que todavía no tienen, como para facilitarles el camino hacia lo horrible como cuando le cortaron las piernas al viejo y luego lo acusaron de andar con los muñones. Parece que no aprendiste nada. Ahora desafias al campo al que le regalaste todas las banderas, se las diste en bandeja, y los desafias a que formen un partido, tal vez porque te quedaste sin oposición y la necesitas para seguir el juego de esta democracia de baja intensidad, en que la corporación política juega en el fondo igual que el partido militar, pero además nos asusta con el cuco del golpe de estado.

Esta Argentina posterior al 2001 es una Argentina en ebullición, es un hervidero, lo dijimos muchas veces. Se necesita mucha muñeca para conducirlo, pero en especial se necesita atreverse a compartir el juego, ser capaz de contener, de encauzar, saber valorar la energía que la gente invierte en cada tema, en cada lucha donde los dirigentes exceden a los asuntos en disputa. Este es el país que nos gusta, el país asambleario, ese en que todos opinan, en que la gente vuelve a sentir que se puede, porque la pelota circula, porque podemos discutir el futuro entre todos. Por eso peleaste en los años setenta. Se te olvidó. Ahora querés que todos se vayan a su casa, te quedas con la pelota y además, como los chicos malos del potrero, la pinchás para que nadie juegue. No es un buen camino. Yo que soy peronista de siempre, de familia y hasta de nieto, porque el nono era anarquista y además, porque mis parientes de Italia eran y son, unos comunistas y otros fascistas de izquierda, así que a currículo soy irreprochable, yo no pertenezco a ningún partido, no quiero pertenecer a ningún partido, no me mandes a lavar los platos otra vez. Tan solo quiero participar, opinar, quiero que no se agudicen las contradicciones, quiero en todo caso resolverlas, para bien de todos, y te lo digo después de diez años de pelear contra la soja, cuando perdimos reiteradamente los empleos en el Estado por eso mismo, por pelear contra la soja, por denunciar al Agronegocio y por decir mucho de lo que ahora se dice desde el Gobierno, olvidando que cuándo lo decíamos hace unos años era casi subversivo. Ahora, lo que pretendo es tan solo que haya políticas de Estado, que todo no sea un nuevo verso, quiero dar una mano, otra vez, no me la cortes…

Jorge Eduardo Rulli


NUEVO: ¡ESCUCHE LOS PROGRAMAS GRABADOS DE HORIZONTE SUR!

http://www.grr.org.ar/horizontesur o http://vientosocial.com.ar/horizonte

Programa Horizonte Sur, Domingos a las 11:00 (-3 GMT) por AM 870 Radio Nacional y filiales del Interior - por Internet www.radionacional.gov.ar - Conducen Jorge Rulli, Wanda Galeotti y el Grupo de Reflexión Rural -

Todos los Editoriales, artículos y documentos en el Sitio: www.grr.org.ar

domingo, 22 de junio de 2008

LA rOsa DE los ViEnTOS



La propuesta, ahora que más o menos he ido descubriendo cómo subir audios para compartir con quienes visitan esta bloga de "la rosa brindada", es encontrarnos con algunos de esos momentos radiales.

"La rosa de los vientos" fue el primer proyecto radial que asumimos integralmente con Claudia Korol, (también hacía la "Juana Pimienta" por aquellos años), "un programa latinoamericanista, con perspectiva de género, que estimula la cultura de la rebeldía", decíamos.
Tenía el formato de una hora semaal y se entregaba gratiutamente en CD's a diferentes radios comunitarias, para que se difundiera entre su audiencia. LLegamos a realizar 47 capítulos, todos bajo la producción de "América Libre" y "Okupa producciones", es decir ¡nosotras mismas!

La Rosa de los Vientos

e s p e j o s f r a g m e n t a d o s d e a m é r i c a

Programa de radio pensado como espacio de difusión de las distintas voces y propuestas que expresan, creativamente, los valores de resistencia y de gestación de una cultura popular de liberación. Material utilizado también para debate en movimientos sociales y, de acuerdo con los temas, en escuelas secundarias y terciarias.
Desde la mirada de “las niñas” que nacen en algún lugar de nuestra américa, crecen en los comienzos del siglo XXI y van descubriendo su historia, su cultura, sus sueños, sus mitos, sus proyectos y resistencias, La Rosa de los Vientos testimonia el paso, la lucha y la creatividad de diversos artistas, intelectuales y actores sociales y políticos, con una perspectiva de género que intenta atravesar todas las temáticas propuestas.
En el programa se investiga sobre países, regiones y situaciones, y se muestran perfiles de mujeres y hombres de nuestro continente.
Un capítulo en recreación permanente es la historia de las mujeres inconvenientes quienes desafían y denuncian con su existencia los ocultamientos producidos por la dominación patriarcal, testimoniando batallas emancipatorias
Son programas temáticos sobre estos países o regiones, o análisis de carácter general, con integración de textos, voces y músicas diversas, que se desarrollan desde el relato de las niñas que van conociendo, poquito a poco, el continente profundo que tantas veces oculta la historia oficial.


la rosa de los vientos 01 - mujeres inconvenientes.mp3


la rosa de los vientos 02 - mujeres inconvenientes.mp3


la rosa de los vientos 03 - mujeres inconvenientes.mp3


la rosa de los vientos 04 - mujeres inconvenientes.mp3

Licha De La Cuadra, con quien tanto quería


parafraseando al poeta Miguel Hernández, Luis Velasco*, - un amigo de mi amigo Daniel Heffes -, escribe desde el amor y el dolor su "En La Plata, su pueblo y el mío, se me ha muerto como del rayo doña Licha De La Cuadra*, con quien tanto quería"


La semana pasada, internet me vomitaba la noticia: Licha De La Cuadra, cofundadora de Abuelas de Plaza de Mayo, aparentemente eterna abuela de su hoy todavía desaparecida nieta Ana Libertad Baratti De La Cuadra, luchadora incansable contra la tiranía, pero para mí, una entrañable amiga, que siempre me produjo pudor, por no sentirme merecedor de su afecto y su cariño, había muerto.

Mi relación con ella comenzó, de alguna manera, una fría noche de aquel desangelado año de 1977. Aquella vez, luego de ser brutalmente torturados, humillados, golpeados, de sufrir varios translados, un compañero y yo somos finalmente depositados en una gran, fría y desnuda celda de lo que luego supimos que era la comisaría quinta.
Allí, mientras torpemente nos bajábamos un poco las capuchas e intentábamos que nuestros ojos se acomodaran a la oscuridad, aparecieron tres figuras fantasmales, vestidas con ropas de verano en pleno mes de julio, pelilargos, barbudos, sucios y muy flacos. Eran Héctor Baratti, Humberto Fracaroli y Ricardo Bonín. Habían caído en el mes de febrero, o sea hacía seis meses, fueron salvajemente torturados y ya sabían que estaban muertos, que las fuerzas represivas los mantenían con vida pero no por mucho tiempo.


Fue entonces cuando ví una de las escenas mas absurdas de mi vida, nos preguntaron cuando habíamos caído y nos pidieron un informe de la situación política.Creo que fue la primera vez que yo sonreí dentro del cautiverio. Compartimos 22 días con ellos. A mí me maravillaba el perfecto conocimiento que tenían del lugar, podían anticipar casi todo lo que iba a suceder. Sé que ahora resulta difícil de entender, pero nos reímos mucho y pasamos, dentro de lo que cabe, buenos momentos juntos.


Nos enseñaron a roer los huesos para tener calcio, "como los perros" decían. Baratti tenía una obsesión: sabiéndose ya muerto, al igual que su mujer Elena De La Cuadra, estaba muy preocupado porque la familia de ésta, supiera del nacimiento de su hija en cautiverio, y nos hacía memorizar a todos la dirección de los monoblocks donde vivía Licha y nos hacía comprometer a avisarle.


-Le pusimos Ana Libertad- y la mirada perdida en algún otro momento - Ana porque es el nombre que siempre quisimos y Libertad porque es nuestra reinvidicación mas querida-, terminaba con una ternura hoy inenarrable.

Luego vino uno de los tantos episodios con el cura Von Wernich.
Aquella mañana entró a la celda y se puso a discursear sobre que nosotros no debíamos sentir odio cuando éramos torturados.
A mí algo me hizo clic en la cabeza y le respondí, a pesar del terror que le tenía, que a ver si él tenía cinco tipos torturándolo, si podía sentir otra cosa que odio, a lo que el cura, con su bonhomía habitual contestó que nosotros debíamos pagar por el daño hecho al país, debíamos cancelar nuestra deuda con privación de libertad, torturas y muerte.
Fue entonces cuando Baratti, que
hasta ese momento se había mantenido callado, le espetó:- Y que culpa tiene mi hija, que está pagando ella que es una recién nacida en cautiverio y está desaparecida-.
Von Wernich, visiblemente molesto le contestó:- Los hijos deben pagar por la culpa de sus padres. ¿O que quieren que las entreguemos a los abuelos para que crien terroristas como los criaron a ustedes?- Y dicho esto se fue muy malhumorado.


Cuando estuvimos de nuevo solos Baratti me reprendió:
-¡Pero Gordo¿Vos estás loco?¿Como te vas a poner a discutir con este hijo de puta?-.

- Tenés razón - le respondí - Me fuí al carajo-.
Pero los dos sentíamos una íntima satisfacción.


El ocho de agosto nos llaman a otro compañero y a mí para un translado, Baratti se puso muy eufórico y me empezó a abrazar y a decirme: -Gordo, te largan, te largan- y yo le decía que se había vuelto loco, que qué me iban a largar y él me pidió que le dejara mi grueso abrigo de piel y corderoy y yo que pensando que solo me cambiaban de sitio, no se lo dí y lo dejé allí, muerto de frío y a mí evidentemente me pusieron en libertad.

Al salir, luego de la inmensa alegría lo que uno experimenta es un terror irrefrenable, luego de haber pasado por la ilógica sin razón de los asesinos. Pero mi compromiso con Baratti estaba ahí y no podía ni quería dejar de cumplirlo. entonces recurrí a un amigo, a un más que hermano, el prestigioso traumatólogo Osvaldo Romano, entonces estudiante de tercer año de medicina, que con su guardapolvo blanco, luego de la facultad, pasó por la casa de Licha a informarle del nacimiento de su nieta.
Osvaldo no tenía ningún tipo de militancia política, simplemente su compromiso ético, y como lo hacía todo, como si no tuviera impotrtancia, se metió en la boca del lobo y pasó la información.
Una más, de las muchas acciones anónimas y heroicas de un grupo de argentinos contra la dictadura.

Luego marché para el exilio, y a los 10 años volví por primera vez a mi ciudad. Allí otro buen amigo mío, el también doctor Daniel Heffes, era amigo de Licha y me dijo que querían conocerme. Yo por supuesto que fuí, acompañado de Daniel, al mismo departamento en los monoblocs, donde Licha y su hija Estela me esperaban con unas facturas deliciosas.

Allí descubrí a Licha, un anciana fuerte, carente de rencor, con quien charlamos y recreamos las anecdotas del cautiverio, las dolorosas y las cómicas, con quien nos reímos mucho y un poco lloramos también.
Yo sinceramente, creía haber cumplido. Pero al otro viaje, Daniel me dijo que la familia quería verme de nuevo, para aclarar alguna cosa de mi testimonio. Yo por supuesto que no puse ningún impedimento.

Me reuní con ellas y me dí cuenta de que no había nada que aclarar, que simplemente querían escucharme las mismas anecdotas varias veces repetidas, porque yo, era uno de los pocos, delgado y a mi juicio poco consistente, hilo con la vida de sus seres queridos. Resulta difícil imaginar lo que es tener un familiar desaparecido, por quien no se ha podido hacer el duelo, la hermana de Baratti, me decía hace poco, que hoy, treinta años después, ella sigue soñando con un encuentro alegre con su hermano.


Desde ese día cada vez que iba a la Argentina iba a ver a Licha. Ella me prodigaba con un afecto austero pero inmenso. Siempre tenía un regalito para mí, el video de mi declaración en El Juicio de la Verdad, un par de botellas de vino. Ella me decía, al tiempo que que me acariciaba
ligeramente el brazo: -Este es NUESTRO TESTIGO- y yo tenía que aguantarme la vergúenza qie me producía ocupar un lugar tan importante en la vida de alguien, solo por haber sobrevivido.

Se fue forjando en mi inconciente la idea de la imortalidad de Licha. De que cada vez que yo volviera a La Plata, ella iba a estar esperándome con unos mates y una factura para charlar. pero hoy la vida (o la muerte) se ha rencargado de demostrarme una vez más que esto no es así.


Al menos me queda la tranquilidad de que Licha pudo estar incólumne entre las primeras filas del público en el juicio a Von Wernich, que pudo escuchar mi reclamo al asesino por Héctor Baratti y por su nieta Ana Libertad, al menos pude recibir su cálido abrazo después de mi declaración.


Me queda el gusto amargo de que Licha nunca pudo recuperar a su nieta y de que Von Wernich, hablando de reconciliciación, no haya revelado su paradero.
No quiero hoy hablar aquí de la luchadora, de la institución. Quiero expresar mi pena por esta mujer sencilla y buena, quiero decirte Licha, que seguiré tomando mate contigo y contándote las mismas cosas. Quiero agradecerte la vida que me has dado. Luis Velasco. Madrid. Junio del 2008

* Alicia Zubasnávar de De La Cuadra falleció a principios de junio a los 92 años de edad. A "Licha" la dictadura le arrebató 7 familiares. Pero ella nunca dejó de luchar, fue una de las fundadoras de Abuelas de Plaza de Mayo y hasta sus últimos días buscó a su nieta desaparecida, Ana Libertad.

*Luis Velasco fue uno de los testigo en la causa contra el cura
Cristian Von Wernich, ex capellán policial, condenado a reclusión perpetua por su participación en delitos de lesa humanidad en los centros clandestinos de detención Puesto Vasco, Coti Martínez y El Pozo de Quilmes.

sábado, 21 de junio de 2008

vIOLenCIA y tOlerAncIA sOciAL, pARTe de Un miSmO engRANAjE


Barreda: Violencia y tolerancia social Por: Gabriela Barcaglioni (ARTEMISA)

El asesinato de Elena Arreche, Gladys Mac Donald, Adriana y Cecilia Barreda en la ciudad de La Plata hace 16 años generaron infinidad de relatos y discursos que permiten descubrir cómo se escribe y se tolera socialmente la violencia contra las mujeres. El clima se reeditó hace unos días, el Tribunal de Casación Penal bonaerense le otorgó el beneficio de arresto domiciliario al asesino Ricardo Barreda.
'Al verlas en el suelo y pensando que estaban muertas todas, sentí una sensación de alivio, de liberación y de que había hecho justicia' dijo Ricardo Barreda frente al Tribunal que lo condenó a reclusión perpetua en 1995.

Ricardo Barreda despertó simpatías, se lo puso en un lugar heroico como prototipo de lo que muchos hombres harían, y culturalmente se reivindicó lo que hizo. Cientos de artículos periodísticos relataron y opinaron sobre el hecho, pero también en círculos laborales, profesionales, en reuniones familiares, la escuela y la calle surgieron comentarios que con o sin ironía, justificaron lo que Barreda había hecho.

La actitud se mantuvo durante los 16 años que trascurrieron desde la tarde que Barreda decidió asesinar a su suegra, su mujer y sus dos hijas, hasta que hace algunos días el Tribunal de Casación Penal bonaerense le otorgó el beneficio de arresto domiciliario. 'Este odontólogo Barreda cumplió con la fantasía más frecuente del 'macho argentino' que se respeta. Se liberó de su mujer y su suegra de un solo toque (aunque este toque fuera un poco ruidoso) y se le fue un poco la mano cuando arremetió también contra sus dos hijas', podía leerse el 27 de Mayo en el espacio virtual Plaza Pública del diario Clarín.

También en la Facultad de Humanidades de la Universidad Nacional de La Plata una docente colocó carteles donde decía 'Mejor que Barreda esté suelto y no esos pibitos chorros' según me relató indignada una alumna de esa Facultad.
La violencia simbólica está presente en el lenguaje. Las frases, los chistes, los grafittis y hasta las canciones que destacaron la actitud criminal de Barreda ponen al descubierto modelos de masculinidad que son aprendidos culturalmente; circunstancias, valores, elementos que de alguna manera están permitiendo que la violencia siga existiendo.

En su informe regional 2007 sobre la violencia contra las mujeres, la Organización Panamericana de la Salud afirmó que 'silencio estadístico, tolerancia social e impunidad son los obstáculos que impiden su erradicación en América Latina y el Caribe'. Mientras que para las Naciones Unidas en la región son obstáculos para erradicar la violencia 'la persistencia de factores culturales que invaden todas las esferas de la vida social y legitiman la violencia'.

Hechos de tolerancia

En cuatro minutos la banda Ataque 77 refleja en la letra de Barreda's way lo que otras personas expresan en los chistes, los grafittis y los blogs, expresiones culturales donde el patriarcado dice presente.
'Usted que analiza mi vida. Y que opina lo que hubiera hecho en mi lugar. Tal vez tuve otra alternativa. Hasta pude evitar éste final y escapar. Pero decidí esperar y aguantar' comienza diciendo la letra. 'Pero un día me cansé de esperar. Ya no quería seguir volviéndome insano. Se burlaron de mí y ahí nomás les disparé. Si volviera a nacer lo habría intentado otra vez', entona Ciro Pertusi.

Otro hecho es cuando Barreda salió por primera vez al patio del penal, y fue aplaudido por los internos, firmó autógrafos y hasta en la Facultad de Derecho -dicen- era recibido con gestos de aprobación.

'Conchita ídolo' podía leerse en un graffiti inscripto en la casa donde cometió el cuádruple asesinato. Sin embargo la vecina, de la casona ubicada en 48 entre 11 y 12, que se quejaba de las pintadas que las feministas hacen cada año para recordar los femicidios, nada dijo de las que ensalzaban la conducta del homicida.

La misma posición adoptaron, tras la confirmación del arresto domiciliario de Barreda, quienes viven junto a la casa de su novia, donde cumplirá el resto de la condena.
Existe cierto consenso social de ocultamiento y tolerancia ligado a una estructura de representaciones desvalorizantes que favorece la aceptación de la violencia contra las mujeres, de que es normal. Un hilo conductor une la tolerancia con la impunidad. El poder se ejerce y se reproduce a través de la violencia simbólica. La decisión del Tribunal que concedió el arresto domiciliario a Barreda se ajusta a las normas vigentes, pero funda el convencimiento de que no hubo sanción, de que a pesar de lo que hizo goza de ciertos privilegios. Ese convencimiento justifica la violencia y hace difícil su erradicación.

'Mi marido me pega lo normal' es un libro que recoge la experiencia de Miguel Lorente Acosta, médico forense español en el cual señala que 'las cosas no se invisibilizan para no verlas simplemente, sino fundamentalmente para luego negarlas; y cuando se niegan no han existido, y cuando no han existido no hace falta adoptar medidas que vengan a cambiarlas'. Epílogo al que hay que modificar con la incorporación de la problemática en las currículas de todos los niveles educativos, en la capacitación de los equipos de salud, de la Justicia, de la institución policial, de los medios de comunicación, de todos los estamentos sociales para que la violencia tome su verdadera dimensión.

Adoptar una posición crítica frente a la violencia de género no es solo conmoverse con el relato, con las estadísticas, con las imágenes, es decididamente denunciarla en sus formas mas diversas y más sutiles.
ninguna persona es ilegal


destino manifiesto-hansel hollo.mp3
(cliquear lo subrayado para escuchar un poema que, si bien habla desde los EEUU, -estados unidos-, abarca a la UUEE, -unión europea-, ¡vaya coincidencia de letras y de acciones)

Ustedes saben lo que es un CIE?, eso que suena casi casi a cielo nada tiene de celestial. Son los Centros de Internamiento para extranjeros que funcionan en España. Según dicen, son verdaderas cárceles donde miles de inmigrantes que no han cometido ningún delito, son encerrados únicamente por haber cometido una irregularidad administrativa: no tener la documentación que se les exige para residir y trabajar.

Se comenta que a los CIE, debido a los abusos y la falta de garantías que sufren los inmigrantesque se encuentran detenidos, se los califica como los "Guantánamos Europeos".
Por eso lo/as inmigrantes y las personas sensibles de europa gritan, dicen, pintan, cantan "papeles para todos", "ninguna persona es ilegal".

Desde la rosa brindada, nuestro repudio al Parlamento Europeo que ha aprobado la Directiva de Retorno, sobre detención y expulsión de personas extranjeras.

La Directiva de Retorno constituye una nueva regresión . Se preveen detenciones que pueden alcanzar hasta 18 meses para personas cuyo único delito es querer vivir en Europa.
Una lógica inhumana: la generalización de una política de encierro de los extranjeros que podría asi convertirse en el modo normal de gestión de las poblaciones migrantes.
Y además, la estigmatización, ya que se estableceuna prohibición de 5años antes de volver a Europa para todas las personas expulsadas, transformándolas en delincuentes que deben ser excluídas.

El derecho a circular libremente de un país a otro es tratado como delito.
Las personas pobres que pacíficamente desean entrar en estos países, están sufriendo represión y maltrato de parte de quienes, por otra parte, tienen terrible responsabilidad en sus pobrezas. Recordemos que los países de la rica Europa antaño fueron los que colonizaron y saquearon América y África. Ellos son los que ahora nos cierran las puertas.

viernes, 20 de junio de 2008

jueves, 19 de junio de 2008

"Por un pacto de verdades desnudas, un acuerdo sin cuerdas en el cuello"




Desde hace un tiempo, cuya medida exacta se pierde en un mar de calamidades, heridas sobre heridas sin tiempo a cicatrizar, hemos dejado de sentir los pies firmes sobre la tierra. Como si nada profundo nos perteneciera.

Pero ojo, que desnudos o desnudas ante el espejo nadie mira por nosotroas, eh?; quienes juzgan los concretos actos del bien y del mal, quienes naturalizan la banalidad?

Inmersos en la cultura del záping que se nos ha impuesto, de la belleza por cirugía, de la palabra descartable y de su mal uso y abuso, corridos por aquel individualismo que solo defiende lo que suene sus bolsillos o en sus bien aseguradas cajas de seguridad…

- cuánta insensibilidad!…me digo-.

A veces pareciera que todo lo profundo huye del ser, dijera Vicente Zito Lema, (a quien estoy citando aqui, sumándole algunas palabras). La única certeza es que el mundo en que vivimos sigue siendo terriblemente cruel y su falta de sentido puede repetirse sin respuestas.

Movidos, conmovidas, también sujetados y sujetas por semejante realidad, una siente que va de aquí para allá en los juegos del aire, que el destino decide en soledad, y que la liviandad del vínculo con el otro, con la otra, se convierte en una huella sobre nuestra propia sombra.

Sin embargo el presente existe, como un monstruo de mil brazos nos da golpes en el rostro y luego nos abandona con extrema frialdad.

Estoy harta de que nos roben las palabras, las formas de lucha, que traten de encandilarnos las miradas del mundo, harta de que nos quiten colores, que nos cambien las reglas, que unifiquen las voces…

Qué nombramos cuando nombramos pueblo, de quién hablamos cuando decimos hambre, qué sentimos cuando decimos campo, a quién llamamos cuando golpeamos puertas, la puerta de quien, las que abren qué???

Palabras y palabras, como aguas de río, de mar y de océano, me fueron dadas con amor en la infancia de mis primeros recuerdos, allá, en los horizontes pampeanos, en el gran patio de la casa de la calle 26.

Yo no quiero que me arrebaten ni las palabras ni la democracia…
No quiero que sea la Santa Tele ni la Santa Sede la que marque los pasos a seguir y caliente ánimos y desánimos.
Estoy harta de que la oligarquía se siente sobre mis espaldas y utilice mis métodos. Que me hable de su patria conservadora.
Tampoco quiero que mi vida sea tan insulsa que solo pueda verse en blanco y negro…Ni quiero que la hipocresía se siga instalando en las entrañas de esta sociedad…
Quisiera arrancar de cuajo la misoginia y el machismo…

No quiero que me arrebaten los sentidos reales ni simbólicos, no quiero que me mientan, ni quiero que se aproveche el momento para justificar leyes y prácticas represivas a futuro.

Si a las retenciones, si a la distribución, si a la organización por fuera de los poderes, si a la autonomía. Si al arco iris.

Antes de ahora era el hambre el que cortaba las rutas, - y el hambre sigue instalado en las entrañas de hombres, mujeres, niñas y niños-, deberemos apelar a toda nuestra creatividad para inventar nuevas formas de decir aquí estamos los desterrados, las excluídas, los expropiados, las explotadas, los que empujamos para cambiar al mundo…

Por un pacto de verdades desnudas, un acuerdo de humanidad, una firma de acuerdos sin cuerdas en el cuello.

"El principal GOLPE en marcha es al bolsillo de las y los trabajadores

Convocamos a unir y sintetizar esfuerzos para interpelar al conjunto de la sociedad desde una política independiente que exprese los intereses del pueblo trabajador

Parafraseando a la revista Barcelona: "Ahora dicen que se viene un golpe de Estado"... Más allá de la disputa entre los empresarios del agro y el gobierno, el principal golpe que nos afecta a los de abajo es el que hace años se descarga sobre el bolsillo de los laburantes y los desocupados: un golpe que tiene como principales instrumentos los bajos salarios y la inflación.

Los responsables de este golpe económico que padecemos los y las laburantes son, en parte, los empresarios del agro privilegiados, que impusieron el paro patronal y el desabastecimiento que afecta a todo el pueblo; pero no menos responsable de la situación económica es el gobierno de los Kirchner, al que juzgamos no por los discursos "redistributivos" recientes sino por la continuidad de las políticas que en estos cinco años de gobierno consolidaron la escandalosa desigualdad que se vive en nuestro país.

Es cierto que a través del conflicto por la renta agraria se va consolidando una opción reaccionaria que demostró capacidad para poner en jaque la hegemonía kirchnerista. Aún así, esos mismos sectores con tradición golpista saben que no hay condiciones hoy para intentonas que quiebren la continuidad institucional, y por eso ya están explorando formas políticas de disputa, que claramente desde los sectores populares debemos combatir. Pero traducir esta situación como un golpe en marcha, como sostiene el discurso emanado desde el gobierno, sólo tiene por objetivo embaucar al pueblo y generar un alineamiento acrítico tras sus políticas. Claro que si realmente estuviéramos ante una ofensiva golpista que atacara las mínimas libertades individuales que esta democracia formal permite, la bandera de la libertad sería indelegable para los luchadores populares. Pero lo que está en juego, más que democracia o dictadura, son dos variables de poder que no expresan los verdaderos intereses del pueblo, claro que una peor que la otra: si el kirchnerismo hizo poco y nada por el bienestar de los sectores populares en estos años, del otro lado nos encontramos con lo peor de una derecha conservadora que se reagrupa detrás de los empresarios del agro, que tienen como principal bandera la impugnacíon al derecho del Estado de apropiarse, aún tímidamente, de parte de la renta extraordinaria que ese sector genera.

Insistimos entonces: los intereses de los trabajadores y el pueblo no están expresados en este gobierno ni mucho menos en el sector que encabezan los empresarios del agro. Por eso sostenemos que la tarea principal de las organizaciones populares en esta etapa es impulsar una política independiente, sin repetir los falsos discursos elaborados desde el poder, proponiendo ejes de movilización que reflejen las necesidades inmediatas de los de abajo, apuntando a construir la fuerza social y política necesaria para conformar una verdadera alternativa de transformación que garantice un futuro con justicia e igualdad para las mayorías.


Unir y sintetizar esfuerzos

Desde el FPDS, junto a otras organizaciones, impulsamos movilizaciones en diferentes provincias para proyectar la "Campaña Nacional contra el Hambre y la Inflación, por Soberanía Alimentaria y Socialización de las Riquezas" . Otras luchas e iniciativas apuntan en este mismo sentido: la rebelión de los desocupados en Jujuy; las movilizaciones en el Chaco y Tucumán; la campaña por Un Tren para Todos; la declaración impulsada por referentes sindicales de la CTA Rosario "Los Trabajadores frente a la crisis", y el análisis elaborado por un conjunto de intelectuales de izquierda y referentes sociales titulado "Otro camino para superar la crisis", son sólo algunas de las experiencias cercanas.

Lo que nos está faltando es unir y sintetizar las distintas propuestas que se identifican con este espacio político y social independiente. Sólo así podremos interpelar al conjunto de la sociedad para superar los meros ámbitos militantes donde nuestras propuestas, aisladas, quedan recluidas.

Por eso, desde el FPDS resolvimos, en esta coyuntura, proponer un espacio de unidad y síntesis de todos los movimientos, agrupaciones, delegados de base, militantes, hombres y mujeres de nuestro pueblo que coincidimos en la necesidad de hacer visible en el momento actual que vive nuestro país, una política independiente que refleje los verdaderos intereses de los trabajadores, las trabajadoras y el pueblo.

La campaña "Contra el Hambre y la Inflación..." que ponemos a disposición de quienes se sientan convocados, propone:

- Basta de aumento de precios . Sanciones y decomisos a quienes especulen con precios y stocks.

- Eliminación total del IVA a los alimentos de la canasta básica. Aumento de los impuestos progresivos : a las ganancias, a la riqueza e Impuesto a la renta financiera (hoy exenta) para subvencionar la rebaja de los precios de los alimentos.

- Cambio en el modelo agropecuario : Ningún trabajador rural sin tierra!. Tierra bajo control de los que la trabajan, mediante emprendimientos colectivos para potenciar el trabajo a través de la producción en escala. Esta es la manera más franca de lograr que la producción de alimentos aumente y abastezca a la Argentina y el mundo. Terminar con el modelo de saqueo de los bienes naturales.

- Retenciones sí : a los grandes terratenientes, pools sojeros y agroindustria pero para destinarlas a salud, educación, vivienda popular y generación de trabajo para todos. Redistribución de las ganancias destinadas a favorecer la actividad de los productores familiares.

- Centros de abastecimiento alimentario de primera necesidad a bajo costo gestionados por las organizaciones populares y apoyados por el estado. Efectivo abastecimiento de la garrafa social en los barrios populares.

-Aumento general de salarios para recuperar el poder adquisitivo perdido , y blanqueo de todos los trabajadores y estabilidad laboral. Que absolutamente nadie aunque esté desocupado, tenga ingresos por debajo de la canasta básica.









"La mesa de los argentinos".

Abajo:"Atento hijo cuando reparten la torta, siempre cae alguna miga...".
Por Langer

A 6 años de la Masacre de Avellaneda:
Darío Santillán, Maximiliano Kosteki, todos los caídos en la lucha popular, ¡presentes!

Frente Popular Darío Santillán

otro camino para superar la crisis


Desde el 11 de marzo, cuando el gobierno nacional tomó la decisión de aumentar las retenciones y hacerlas móviles en función de los precios internacionales, escaló un conflicto que ha concluido instalando una polarización política entre el gobierno y las entidades del campo. No es verdad que tengamos que aceptar a libro cerrado los argumentos y las propuestas de ambos sectores, como si no hubiera propuestas y medidas superadoras.

Detrás de las demandas de eliminación de las retenciones móviles, las entidades del campo han enarbolado un programa de liberalizació n del mercado exportador de alimentos, con el fin del acaparar el máximo posible de las rentas extraordinarias, mientras difunden el planteo ideológico que el Estado no debe meterse con los negocios privados.

Bajo la cobertura de un falso federalismo se promueve una plataforma de medidas afín a los intereses del agro-negocio y la Sociedad Rural , con el acompañamiento y la fuerza social de los pequeños productores que han quedado entrampados en un lock-out agrario que favorece a los grandes capitalistas del sector y apunta a crear las condiciones favorables a una restauración neoliberal.

Las clases propietarias y los grupos agrarios más concentrados no toleran siquiera una tibia e inconsecuente regulación estatal y distribución de renta, enarbolando sus intereses privados y su ganancia creciente por sobre la alimentación, el salario, la educación y la salud de todo el pueblo argentino. Hoy el campo acumula superganancias que no se encuentran en ninguna otra rama de la producción. Esa situación impar es la que permitió batir records año tras año, incluso a costa de desplazar de sus tierras ancestrales a los campesinos pobres del norte argentino y de las condiciones laborales precarias e irregulares de más de un millón de peones rurales.

La derecha cuestiona las retenciones móviles en tanto mecanismo regulador que permite divorciar los precios internacionales de los locales y amortiguar el impacto inflacionario de un encarecimiento de las exportaciones. El lock-out se ha transformado también en una trinchera política desde donde promueven regresivamente el retorno al período previo al 2001.

Los cacerolazos que hemos visto en la Capital y otros centros urbanos, pese a su heterogeneidad inicial, se han ido configurando en la antítesis de la rebelión del 2001, motorizados por sectores altos de la sociedad, muchos de ellos rentistas, y por la oposición de derecha que ya se había manifestado en las elecciones legislativas y en las presidenciales de octubre pasado.

La mayoría de los medios de comunicación, grandes grupos concentrados que detentan el poder comunicacional y el cuasi monopolio de la palabra y la imagen, han jugado un rol protagónico como aglutinantes de una derecha invertebrada, distorsionando la realidad, creando una atmósfera política artificial y una opinión popular ficticia.

La principal preocupación del gobierno frente al lock-out ha sido reafirmar su autoridad política frente a un desafío sectorial que rompe el equilibrio de alianzas que ha sostenido su gestión, desde el inicio se ha apoyado en el modelo sojero que ahora cuestiona. Recurrió a todas las variantes posibles: discursos agresivos y contemporizadores, amenazas y negociaciones y ha quedado políticamente debilitado. Incapacidad política y errores de implementació n técnica unificaron el campo opositor y le hicieron perder aliados naturales.

Profundizó este esquema con el consiguiente desplazamiento de productores, afectando la soberanía alimentaria, fortaleciendo los “pools” de siembra y los grupos exportadores (Dreyfus, Cargill, Nidera, Bayer…), permitiendo la escandalosa apropiación diferencial entre los impuestos pagados por los productores y lo realmente ingresado a las arcas del Estado. No casualmente estos grupos económicos no han sido casi mencionados en la crisis actual ni por el gobierno ni por las entidades del campo.

El gobierno tampoco cambió la estructura tributaria regresiva, ni adoptó ninguna iniciativa para recuperar el patrimonio nacional rematado durante el menemismo.

A pesar de las fenomenales tasas de crecimiento del actual ciclo económico, de la fuerte creación de empleo y de la recuperación salarial, persisten la segmentación y la precarización en el mercado de trabajo, se conservan muchas de las peores leyes laborales de los ’90, e incluso de la dictadura como la de los peones rurales. Al no adoptar medidas para modificar efectivamente la distribución del ingreso la brecha entre ricos y pobres continúa ensanchándose.

La políticas en curso no pueden asegurar, ni tampoco se lo proponen, la reconstrucció n de un sistema de transporte ferroviario barato y ecológicamente sustentable, aunque se proyecta un “tren bala” que nos vuelve dependientes de tecnologías que no poseemos, que es inservible para el transporte de cargas y que solo podrá ser utilizado por una elite de pasajeros de altos ingresos.

Argentina posee el raro privilegio de ser el único país que enajenó su renta petrolera y, a contrapelo de las tendencias latinoamericanas -Bolivia, Ecuador Venezuela-, no hay proyecto alguno para recuperarla, por el contrario asistimos a la profundizació n de la política menemista en materia de hidrocarburos. Lo mismo sucede con las empresas privatizadas de servicios públicos y la generación y distribución de energía. Los grupos de medios de comunicación hoy denunciados por su papel en la crisis son los mismos que ayer fueron beneficiados con la renovación de las licencias, basados en la ley de radiodifusión de la época de la última dictadura militar.

Debajo de toda la parafernalia de acusaciones cruzadas se advierten divergencias al interior del bloque de las clases dominantes: mientras los sectores agro financieros tradicionales exigen darle prioridad a un proceso de acumulación basado en la exportación de bienes primarios y son indiferentes al consumo y el mercado interno, los sectores industriales, al contrario, aspiran a liderar dicho proceso con apoyo subordinado del sector agroindustrial.

Cómo se resuelva esta disputa no resulta ocioso ni indiferente para el movimiento obrero y las clases subalternas, como tampoco lo es la intervención estatal, aún a sabiendas que lo más probable sea un acuerdo donde el modelo primario-extractivo -exportador no será modificado sustancialmente, con las consecuencias sociales y ambientales y el tipo de desarrollo que lleva implícitas, lo que exige desarrollar por parte de todo el movimiento popular, un planteo de transformaciones profundas más allá de dichos acuerdos.

No puede haber neutralidad ante la amenaza de que la derecha logre parte de sus demandas y coloque sobre la agenda futura su programa de restauración neoliberal. Una liberalizació n de las exportaciones como demandan los ruralistas y los ideólogos del establishment dispararía los precios de los alimentos con el consiguiente efecto sobre los salarios reales de los trabajadores y las condiciones de vida y existencia de las clases populares.

Rechazamos enérgica y categóricamente su chantaje y defendemos el derecho del gobierno a implementar retenciones móviles y cupos de exportación. Pero sostenemos que el curso que ha tomado hasta el día de hoy lejos de ser una palanca para iniciar un cambio efectivo del modelo, cohabita con él, favorece a los grandes propietarios y “pool” sojeros y a los grandes exportadores, mientras afecta a su propia base popular al mostrarse impotente para un control eficaz de la inflación.

Los abajo firmantes pretendemos contribuir a cambiar los ejes del debate y discutir soluciones populares efectivas para el agro.

Sin que sea una enumeración taxativa:

· Creemos necesario afectar las ganancias de los grandes propietarios, los grupos exportadores, comercializadores y “pool” de siembra, que se quedan con el grueso de los beneficios. También comenzar a discutir la nacionalizació n de varios segmentos de estos sectores

· Elaborar un plan agrario que permita organizar la producción de acuerdo a un programa racional que permita contar con alimentos baratos y de calidad para todo el pueblo. Que contemple una política de fomento a los pequeños campesinos y de garantía de sus tierras, así como medidas protectoras del ambiente y una política de estatización de los insumos de los productores medianos y pequeños y de impuestos diferenciados según el tamaño de sus exportaciones.

· Regular el comercio exterior y los precios mediante una junta nacional de granos y carnes, adoptar una clara reforma fiscal desgravando las cargas tributarias al consumo, modificando las alícuotas del impuesto inmobiliario y a las ganancias.

· Eliminación del IVA de los productos esenciales en el consumo popular y aplicación efectiva de la Ley de Abastecimiento.

· Es imperioso derogar la ley de Videla del peón rural y garantizar el blanqueo de todos los trabajadores en negro, así como garantizar la capacidad adquisitiva de los salarios para todos los trabajadores y del subsidio a los desocupados.

Con esta declaración apuntamos a que una tercera voz a favor de las mayorías populares comience a cobrar cuerpo frente a la crisis actual.

Primeras firmas:

Claudio Katz, Guillermo Almeyra, Maristella Svampa, Hugo Calello, Susana Neuhaus, Guillermo Gigliani, Alejandro Bercovich, Mabel Bellucci, Eduardo Faletty, Ezequiel Adamovsky, Claudia Korol, Clara Algranatti, Jose Seoane, Antonio Bitto, Jorge Marchini, Jorge Sanmartino, Eduardo Lucita, Bruno Fornillo, Martin Bergel, Hernan Ouviña, Diana Mauri, Ricardo Orzi, Guido Galafassi, Agustín Santella, Gustavo Robles, Emilio Taddei, Judith Feldman, Leandro Sowter, Mabel Twaites Rey, Aldo Casas, Nora Ciapponi, Antonio Por, Beatriz Morales, Claudio Pandolfi, Pablo Guillermo FRISCO, Irene Muñoz, Herman Schiller, Guillermo Caviasa, Julio Vergara, Ariel Petruccelli, Alejandro Medici, Franco Catalani, Manuel Gonzalo Navarro, Aníbal Viguera, Alberto Wiñaszki, Eduardo Gorostegui, Nicolás Lion. Meriem Choukroum, Mariano Féliz, Liliana Soto, Daniel Pereira, Octavo del Valle, Fernando Stratta, Joaquin S. Gomez, Carlos M. Herrera, Hernan Camarero, Silvana Ferreira, Omar Acha, Hernan Apazza, Agustín Nieto, Leandro Andrini, Héctor Menendez, José Luis Heller, Luis Galand, Luciano Alonso, Natalia Vega, Alejandro A. Cieri, Diego Heluani

Carlos “Perro” SantillánFabio Resino – Pte. FACTA-Coop. BAUEN, Luciana Santillán-Coord. Corriente del Pueblo Jujuy.Bloque Piquetero NacionalFrente de Trabajadores Combativos-Movimien to 29 de Mayo (FTC-Ml29), Movimiento Teresa Rodriguez La Dignidad (MTR La Dignidad ),
Unión de Trabajadores en Lucha (UTL), Movimiento Brazo Libertario (MBL), Trabajadores Ocupados y Desocupados Unidos (TODU), Movimiento Teresa Rodriguez 12 de Abril (MTR 12 de Abril).

Brindar la rosa
en el tiempo y el espacio mágico del aire radial.
Radializarla. Irradiarla.
Regarla con la poesía, la música, los dolores
y la esperanza que guarda la tierra.
Rehacer la rosa pétalo a pétalo,
Me quiere mucho,
muchito y todo.
Blindarla en el combate. Brindarla en el amor.
Risarla con alegre rebeldía.
La rosa brindada. Espacio de los intentos.


La rosa brindada

para enlazar